19/12/2018 Nicaragua

El Gobierno cancel la presencia de expertos internacionales instalados por las protestas

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la represión de las protestas en Nicaragua dejó 325 muertos, más de 300 "detenidos arbitrariamente", 200 profesionales de la salud despedidos y 40 catedráticos destituidos.


Nicaragua anunció este miércoles la suspensión temporal de la presencia del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), establecido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y la expiración del plazo de un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), instalado en el país debido a las protestas contra el gobierno, en las que murieron cientos de personas.

La cancillería nicaragüense informó a miembros del GIEI y del Meseni, entes tutelados por la CIDH, que su misión terminó a partir de este miércoles, informó la agencia de noticias EFE.

La coordinadora del Meseni, Ana María Tello, dijo a periodistas en las afueras de la cancillería que esa misión, que se instaló en Nicaragua el 24 de junio pasado, seguirá funcionando desde su sede en Washington.

En tanto, el GIEI haría público mañana el informe final sobre los hechos violentos ocurridos entre el 18 de abril y el 30 de mayo pasados.

El GIEI se estableció en Nicaragua el 2 de julio tras un acuerdo de la Organización de Estados Americanos (OEA), la CIDH y el gobierno de Managua.