14/12/2018 comunicado

Nigeria acusa a Unicef de espiar para Boko Haram y suspende sus actividades

Boko Haram, que en lengua local significa "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

 El Ejército de Nigeria acusó este viernes al personal de Unicef de actuar como espías del grupo islamista radical Boko Haram y detuvo sus operaciones en el noreste del país aftricano, azotado por el accionar de los yihadistas que asesinaron a miles de personas desde que irrumpieron hace más de ocho años en esa región.

En un comunicado divulgado hoy por el portavoz del Comando de operaciones al frente de la lucha contra la insurgencia de Boko Haram, el coronel Onyema Nwachukwu culpó al Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) de "entrenar a determinadas personas en actividades clandestinas".

Nwachukwu lamentó que la organización internacional sabotee los esfuerzos del Ejército mediante la difusión de "acusaciones falsas y no confirmadas sobre presuntos abusos de derechos humanos cometidos por militares", informó la agencia de noticias EFE.