14/12/2018 ciudad de buenos aires

Enojo y resistencia entre los trapitos tras la prohibicin de su actividad

Quienes se dedican a la actividad se quejaron por la decisi{on de la Legislatura porteña que reformó el Código Contravencional para imponerles multas.


Algunos hombres que se dedican a pedir una contribución monetaria a los automovilistas que dejan sus autos en zonas de libre estacionamiento de la ciudad de Buenos Aries se quejaron hoy por la prohibición a esa actividad dispuesta por la Legislatura que reformó el Còdigo Contravencional porque interpretaron que los "ponen a todos en la misma bolsa".

"Nosotros no vamos a eventos ni a la cancha. No somos los que cobran 400 o 500 pesos, sino que pedimos una colaboración a voluntad, sin presionar", se justificó en diálogo con Télam uno de ellos, que realizaba la actividad en avenida Libertador a la altura del hipódromo.

El nuevo Código Contravencional porteño, aprobado ayer por la Legislatura, impone multas a quienes "ofrecen o prestan" servicios de estacionamiento en vía pública y penas que pueden llegar a días de arresto en caso de que la actividad sea realizada por una organización, así como la exoneración de policías que la permitan.

"Tengo 50 años y hace que 18 estoy acá", contó Víctor y agregó que sus clientes son, en su mayoría, personas que van al casino o al hipódromo, quienes lo conocen y lo ayudan siempre que pueden, ya sea con alimentos o ropa para sus hijos.