15/12/2018 Francia

Los chalecos amarillos volvieron a protestar pese a los anuncios de Macron

Los manifestantes salieron a las calles de París por quinto sábado consecutivo y otra vez chocaron con las fuerzas de seguridad.


Miles de manifestantes arropados con chalecos amarillos salieron a las calles de París para protestar contra el elevado costo de la vida y exigir la renuncia del presidente, Emmanuel Macron.

Dos personas -una al noreste de París y la otra cerca de la frontera con Bélgica- murieron en accidentes causados por los bloqueos de rutas y elevaron a ocho la cantidad de víctimas mortales en el contexto de estas protestas.

Una vez más, la celebre avenida de los Campos Elíseos vivió momentos de tensión entre manifestantes y fuerzas de seguridad, que emplearon gases lacrimógenos para dispersar a un grupo que intentó forzar una barrera policial. Más de 150 personas fueron arrestadas, de las cuales al menos 110 permanecían detenidas esta noche, según informó la jefatura de Policía de París. Una cifra en baja con respecto a las 598 detenciones -475 de ellas bajo custodia- realizadas al mismo momento del pasado sábado.

A la vez, las autoridades reportaron siete heridos, cantidad sensiblemente inferior a los más de 100 de hace siete días. Esos hechos se explican por una menor convocatoria en las calles parisinas, donde salieron alrededor de 2.200 manifestantes, frente a los 10.000 de la semana pasada.