13/12/2018 Francia

La Polica francesa mat al presunto atacante del mercado navideo de Estrasburgo

El francés Chérif Chekatt, quien el martes a la noche realizó un ataque a tiros, murió este jueves tras un tiroteo con la policía en uno de los barrios de la ciudad.


El francés Chérif Chekatt, quien el martes a la noche mató a tres personas e hirió a otras 13 en el mercado navideño de Estrasburgo, murió este jueves tras un tiroteo con la policía en uno de los barrios de esta ciudad del este de Francia, informó el ministro del Interior, Cristophe Castane



Poco después, la agencia Amaq, vinculada al grupo radical islamista Estado Islámico (EI), afirmó que el ataque del martes fue perpetrado por un "soldado" de ese movimiento yihadista.

Tras dos días de búsqueda, la policía francesa mató al presunto atacante en una calle del barrio de Neudorf, donde se había refugiado tras el ataque y en el que esta noche tuvo lugar una amplia operación de registro, según explicó Castaner en una serie de tuits.

Terrorismo en Francia


"A las 21 horas (16 en Argentina), un equipo de la brigada especial compuesto por tres agentes de la policía regional vio a individuo sospechoso deambulando por la calle (...) cuya apariencia correspondía a la de la persona buscada", detalló.

De acuerdo al ministro, las fuerzas de seguridad intentaron arrestarlo, pero el hombre se dio vuelta y les disparó, lo que llevó a un intercambio de tiros en el que el atacante fue "neutralizado".



"Estoy orgulloso de nuestros policías. Frente a lo peor, ustedes dieron lo mejor. Gracias", concluyó.

También el alcalde de Estrasburgo, Roland Ries, agradeció en su perfil de Twitter el trabajo de las fuerzas de seguridad, al igual que el de los servicios de salud que se hicieron cargo de las víctimas del ataque.

"Esto va a felicitar la vuelta a una vida normal", dijo citado por el canal de noticias BFMTV.



La muerte de Chekatt, fichado por radicalismo religioso, se produjo horas después de que el gobierno francés informara que la policía continuaba la búsqueda para atraparlo "vivo o muerto".

En el dispositivo participaban más de 700 integrantes de las fuerzas de seguridad, dijo el vocero del gobierno, Benjamin Griveaux.

Aunque aún se desconocen las motivaciones del sospechoso, un joven de 29 años nacido en Estrasburgo y con un frondoso prontuario por delincuencia común, el ataque es investigado por la sección antiterrorista de la Fiscalía nacional.

Chekatt es considerado el autor del tiroteo producido este martes en la feria navideña de Estrasburgo, en el que murieron tres personas y otras 13 resultaron heridas -cinco ellas de gravedad-, según informó la Prefectura regional en un comunicado.



Tras el ataque, el gobierno del presidente Emmnauel Macron elevó al máximo el nivel de alerta por atentados y desplegó a 1.800 soldados que se sumaron a otros 7.000 que desde hace tres años patrullan las calles y vigilan eventos multitudinarios.

Estrasburgo, una ciudad medieval sede del Parlamento Europeo, seguía este jueves de luto, con velas prendidas y flores dejadas por residentes en el lugar del ataque.

El mercado navideño, el más famoso y antiguo de Europa, permanecerá cerrado al menos hasta mañana, dijeron autoridades locales.

Si bien el gobierno francés no identificó aún a las víctimas del ataque, la Gran Mezquita de Estrasburgo señaló que la tercera persona dada por muerta este jueves es Kamal Naghchband, un musulmán padre de tres hijos que será homenajeado mañana con un oficio funerario en el templo musulmán.



Otro de los muertos es un turista tailandés de 45 años, Anupong Suebsamarn, según la Cancillería de Tailandia.

El viceprimer ministro de Italia, Matteo Salvini, dijo que entre los heridos en estado crítico había un italiano, al que medios de ese país identificaron como Antonio Megalizzi, un periodista de 28 años que estaba en Estrasburgo cubriendo una sesión del Parlamento Europeo.

Según informaron las autoridades francesas, Chekatt había sido condenado 27 veces por robos a manos armada y otros delitos y estuvo dos veces preso en cárceles francesas, además de otras en Suiza y en Alemania, país que lo expulsó en 2017 a Francia.
Desde 2015 estaba fichado por extremismo, tras haberse radicalizado en la cárcel.

La mayor parte de los peores atentados de los últimos años en Europa han ocurrido en Francia, donde más de 230 personas murieron desde 2015, de las cuales 130 en una ola de ataques del EI en París el 13 de noviembre de 2016.