10/12/2018 Chile

El Gobierno no firma pacto de la ONU porque choca con su poltica migratoria

El canciller de Chile, Roberto Ampuero, afirmó que el gobierno de Sebastián Piñera no firmará el Pacto Migratorio de Naciones Unidas porque el texto "choca" con las normas del país.


“El texto discutido en Naciones Unidas choca con las normas de Chile para tener una migración segura, ordenada y regular”, afirmó Ampuero en declaraciones a la prensa.

El canciller especificó que el pacto de la ONU “no establece con total claridad la distinción entre un migrante regular que llega a nuestro país y se instala respetando las leyes que hemos dado y uno irregular que entra sin respetar las normas, probablemente por pasos no habilitados”.

El Gobierno no firma pacto de la ONU porque choca con su poltica migratoria


Pese a que la firma del acuerdo no hubiese sido vinculante jurídicamente, Ampuero dijo que el gobierno “no va a adherir a nada que pueda ser usado en su contra en cortes internacionales y que atente contra la soberanía del Estado de Chile”.

Para concluir, el ministro de Asuntos Exteriores dijo que el pacto flexibiliza la posibilidad de un inmigrante de cambiar de estatus, lo que permite a un inmigrante “llegar como turista y puede cambiar a buscar una visa de trabajo, lo cual no nos convence como país”.

La decisión de no firmar el Pacto Migratorio de la ONU, que se tomó este último fin de semana, fue criticada por varios sectores políticos de la oposición, especialmente después de que el subsecretario del Interior Rodrigo Ubilla declarara que creen “en los derechos humanos de los migrantes, pero no que migrar sea un derecho humano”.

La ex presidenta Michelle Bachelet, actual alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, agradeció a través de su cuenta de Twitter a los Estados miembros de la ONU por haber adoptado este pacto, y añadió que “los migrantes tienen los mismos derechos humanos que todos los demás”.

Por su parte, el también ex presidente Ricardo Lagos dijo, a través de la misma red social, que “el Pacto Mundial de Migración es un intento positivo de ordenar este tema y de abrir el diálogo para resolver los desacuerdos colectivamente”, y añadió que “la migración es un asunto global y ningún país lo puede resolver con políticas domésticas”.

etiquetas