09/12/2018 Superfinal

Poca presencia de hinchas de Boca y River en las calles porteas en la previa

Sin embargo, varios simpatizantes del “Xeneize” poblaban las calles del barrio de La Boca aledañas a La Bombonera, y en el tradicional paseo Caminito las familias esperaban el comienzo del encuentro.

Pocos hinchas de River y Boca, aquellos que no pudieron viajar a Madrid a ver la final de la Copa Libertadores de América 2018, se reunieron en bares o restaurantes del centro porteño en la previa del partido, mientras que en las calles y lugares habilitados para los festejos se percibía apenas la atmósfera que suele acompañar al superclásico argentino.


“Siempre vimos los partidos desde casa, pero hoy va a ser diferente”, dijo a Télam Maximiliano, quien estaba acompañado por su hermano Facundo, que agregó que "hoy lo verán desde Caminito con la camiseta puesta como única cábala".

Uno de los empleados de un restaurante cercano se quejó: "No hubo reservas y hay pocos hinchas en la calle si comparamos la jornada con la del 24 de noviembre", cuando se suspendió el partido final por los incidentes con el micro de Boca mientras se dirigía al estadio Monumental.

“Si bien siempre vienen hinchas de ambos equipos, son mayoría de Boca y habitualmente son familias enteras o parejas”, describió por su parte el encargado de otro local.

En tanto, gran parte de la parcialidad millonaria se concentró en las inmediaciones del estadio de Núñez para disfrutar la final.

"Espero que por fin pueda jugarse el partido después de tantos inconvenientes", señaló a Télam Rubén, quien esperaba el horario de comienzo con sus dos hijos.

Y agregó: "No es lo mismo, nos hubiera gustado jugarlo en casa, pero no se pudo y hay que conformarse".

El Gobierno de la Ciudad habilitó la zona del Obelisco para los festejos, ya que el Monumental y La Bombonera permanecerán con las puertas cerradas.