08/12/2018 Ciudad de Buenos Aires

Casas rodantes: Una pasin de familias y bohemios o la nica opcin de tener un techo?

En Buenos Aires, los apasionados de las casas rodantes cenan cada 15 días en la sede social del Ranchomóvil Club Argentino, donde debaten si los modelos europeos, compactos y ágiles, son mejores que los de Estados Unidos, amplios y lujosos.


Unas 120 familias organizan cada dos meses salidas por Argentina en sus casas rodantes, con modelos económicos y usados de 90.000 pesos hasta vehículos sofisticados con paneles solares valuados en 150.000 dólares, un hobby que también es una forma de vida para bohemios o familias que encuentra allí la única opción de tener un techo.

Aunque no todos quieren renunciar a la comodidad de una cama, una ducha de agua tibia y un espacio donde guardar objetos, electrodomésticos o muebles, los que se permiten dejar el hogar descubren que la vida sobre ruedas puede ser fascinante: no se paga alquiler, ni expensas, ni impuestos.

"El capitalismo, lo primero que hace, es alejarte de la naturaleza", dice a Télam Diego L. y mira el parque Centenario, en el barrio porteño de Almagro, que se convirtió en su jardín desde que estacionó allí el motorhome Mercedes Benz 608.

Diego, de 63 años, usa el agua del parque, el wifi del bar de enfrente y la ducha de un amigo, hace las compras en un supermercado cercano y camina todos los días para fortalecer las piernas. Vive con 200 pesos por día.

A los 19 años partió desde Buenos Aires hacia Pune, en India, donde fue tres años discípulo de Osho -gurú y líder del Movimiento del Potencial Humano-; desde allí se fue a Nepal y a finales de la década de 1970 viró hacia Europa, pero después regresó a América y con base en Guatemala, viajó a Honduras y México.

Ahora, es un vecino atípico en del Parque Centenario: charla con los vendedores y señoras del barrio. "Es la primera vez en 40 años que completo el ciclo de las cuatro estaciones en un mismo lugar", se enorgullece.

El espíritu nómade es más común de lo que parece. En Buenos Aires, los apasionados de las casas rodantes cenan cada 15 días en la sede social del Ranchomóvil Club Argentino, donde debaten si los modelos europeos, compactos y ágiles, son mejores que los de Estados Unidos, amplios y lujosos.


etiquetas