07/12/2018 Brasil

Ex asesora de Bolsonaro aparece en caso sobre movimientos financieros sospechosos

La empleada del presidente electo aparece recibiendo unos 24.000 dólares de otra cuenta según informó el Consejo de Control de Actividades Financiera cuando su sueldo real es de 2.000 dólares al año.


Una ex empleada del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, aparece en un informe de la fiscalía de Río de Janeiro sobre movimientos financieros sospechosos de la familia del futuro mandatario, entre ellos la futura primera dama.

El Consejo de Control de Actividades Financiera (Coaf) del gobierno detectó movimientos incompatibles con la renta -lo que podría indicar lavado de dinero- en asesores del clan político Bolsonaro, en el marco de una investigación por corrupción en la Asamblea Legislativa de Rio de Janeiro.

Fuentes judiciales indicaron que el informe del ente que controla los movimientos sospechosos en cuentas bancarias puso la atención en Natalia Queiroz, de 29 años, empleada del presidente electo en su despacho de la Càmara de Diputados hasta octubre.

La mujer aparece recibiendo unos 84.000 reales (unos 24.000 dólares) de la cuenta de su padre, chofer de otro miembro de la familia, Flavio Bolsonaro, diputado provincial de Río de Janeiro y hoy senador electo.

El chofer, que también es policía, es el eje de la investigación: se llama Fabricio Queiroz, que con un sueldo de 2.000 dólares movilizó en un año en su cuenta bancaria unos 400.000 dólares, de los cuales 6.000 fueron enviados mediante un cheque a la esposa del presidente electo Jair Bolsonaro, la futura primera dama Michele De Paula Firmo.

Tanto el chofer -empleado de Flavio Bolsonaro- y su hija Natalia -empleada de Jair Bolsonaro- renunciaron a sus cargos el 15 de octubre, en plena campaña electoral presidencial.

El opositor Partido de los Trabajadores pidió a la fiscalía general investigar al presidente y a su familia.

El futuro ministro de Justicia, el ex juez Sérgio Moro, quien llevó adelante la operación anticorrupción Lava Jato, se negó a opinar del asunto hoy durante un acto oficial de designación de los nuevos jefes policiales.

El órgano que investiga estos movimientos de los ex asesores de Bolsonaro estará bajo la órbita de Moro, que como juez que condenó a prisión al ex presidente Luiz Inácio "Lula" da SIlva.

El Ministerio Público de Río de Janeiro informó en un comunicado que el Consejo de de Control de Actividades Financieras del gobierno nacional alertó por el comportamiento bancario entre de 2016 y enero 2017 del policía Queiroz, empleado desde hace una década del hijo de Bolsonaro.

Esta derivación en los Bolsonaro proviene de un caso de corrupción y sobornos en un escándalo que involucra a diez diputados provinciales de Rio de Janeiro.

La prensa local apuntó sobre una posible función de testaferro del policía y chofer del hijo de Bolsonaro que es diputado en Rio.

Flavio Bolsonaro defendió a su ex chofer oficial y policía en las redes sociales: "Fabricio Queiroz trabajó conmigo por más de diez años y siempre fue de mi confianza. Nunca supe de algo que me hiciera sospechar de su conducta. En octubre fue exonerado a a pedido de el para su jubilación. Estoy seguro de que el dará sus explicaciones".

Pero toda la familia Queiroz llegó a ser empleada por los Bolsonaro en Río de Janeiro. La esposa del chofer y policía y un hijo de ambos, según el diario O Globo.

El material divulgado por la fiscalía es apenas el inicio de la investigación y ninguna de las personas citadas está imputada de ningún delito.