05/12/2018 Venezuela

La CIDH reclam a Caracas "la verdad" sobre la muerte de un opositor

El Ministerio Público venezolano sostiene que Albán se suicidó arrojándose por una ventana del edificio del Sebin.


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió este miércoles al gobierno de Venezuela que averigüe “la verdad” sobre las circunstancias de la muerte del opositor Fernando Albán y que entregue el cuerpo a sus familiares.

Lo solicitó el comisionado Joel Hernández, durante una audiencia sobre Venezuela en el período de sesiones de la CIDH, que se celebra esta semana en Washington, reportó la agencia de noticias EFE.

La viuda de Albán, Meudy Osio, denunció en la audiencia que hay “irregularidades” en la investigación sobre la muerte de su esposo.

Albán estaba detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), acusado de haber participado en un supuesto atentado contra el presidente Nicolás Maduro.

En cambio, sus familiares afirman que fue asesinado y detenido por las autoridades en represalia por su participación en la Asamblea General de la ONU, en septiembre pasado.

Albán murió el 8 de octubre pasado, a los 56 años. Era concejal del municipio caraqueño Libertador y pertenecía a Primero Justicia (PJ), el partido del ex candidato presidencial Henrique Capriles.

Había sido detenido tres días antes en el aeropuerto internacional de Caracas, cuando regresaba de Nueva York junto a otros opositores.