04/12/2018 reino unido

Una indita rebelin del Parlamento complica a May antes de la votacin del Brexit

Por 311 votos contra 293, los diputados de la Cámara de los Comunes aprobaron censurar al gobierno por no haber publicado todo el análisis legal sobre el acuerdo de divorcio alcanzado por la mandataria y la Unión Europea (UE) el mes pasado.



El Parlamento británico declaró este martes al gobierno en desacato por primera vez en la historia y a días de una crucial votación por el Brexit, en un fuerte revés para la primera ministra Theresa May, que expone la falta de apoyo que tiene entre los diputados.

 
Gran Bretaa y el Brexit
 

El resultado de la votación obligó al gobierno a prometer que divulgará todo el texto antes del martes próximo, cuando el Parlamento tiene previsto votar el polémico acuerdo de salida del Reino Unido de la UE.

"Nunca antes la Cámara de los Comunes ha acusado a los ministros de desacatar al Parlamento. Es lamentable que el gobierno haya dejado que las cosas llegarán hasta aquí", afirmó el diputado laborista Keir Starmer.

"El Parlamento ha hablado y esto es de una enorme relevancia política y constitucional", agregó, citado por la cadena de noticias BBC.



La votación dejó en evidencia los escollos que May enfrenta en su propósito de evitar que el Reino Unido salga del mayor mercado común del mundo en marzo sin un firme acuerdo comercial.

El gobierno sufrió otro golpe menos de una hora después de la primera votación cuando los diputados aprobaron una enmienda que dará mayor poder de decisión a la cámara sobre el Brexit si el acuerdo de May, como se espera, es rechazado la semana próxima.

Luego del doble revés, May compareció ante la Cámara de los Comunes y dio inicio a los cinco días de debate que precederán a la votación con una exhortación a los diputados a mostrar "compromiso" con el país y aprobar el acuerdo.

La jefa de gobierno conservadora aseguró que el pacto con la UE garantiza un "futuro mejor" para el Reino Unido, en la primera intervención antes de la votación del 11 de diciembre.

El acuerdo enfrenta una gran oposición de todo el arco político, incluyendo a diputados del Partido Conservador de May que consideran que dejará al país atado a reglas de la UE sobre las que los británicos no tienen ningún poder de decisión.

El Partido Laborista, el mayor de la oposición, ha dicho que, en caso de derrota de May el próximo martes, es probable que solicite una moción para derribar el gobierno y anticipar las elecciones.

Según May, el pacto, que el pasado 25 de noviembre refrendaron los otros 27 países comunitarios, "cumple con los objetivos que llevaron a los británicos a votar por salir de la UE en 2016", al tiempo que "respeta" al 48 % que votó por la permanencia.

La primera ministra señaló que "es el momento" de los diputados de apoyar un acuerdo que "empezará a unir al país" y rechazó la celebración de un segundo referéndum sobre la UE porque, según estimó, "exacerbaría la división" en el Reino Unido.

"Esta discusión se ha alargado demasiado y está corroyendo a la política", aseveró y, por ello, instó a los parlamentarios a "terminar con esto" y apoyar su acuerdo que garantiza una "salida suave y ordenada" de la UE el próximo 29 de marzo.

etiquetas