03/12/2018 Ciudad de Buenos aires

"35x35" la muestra que refleja las deudas y omisiones de la democracia en la Argentina

En el centro cultural del Muntref se podrá ver un bloque de 35 pantallas que proyectarán en forma alternativa y a veces simultánea los fragmentos de las entrevistas a los nacidos en 1983.

El Centro de Arte Contemporáneo del Muntref abrirá este miércoles la muestra "35x35", videoinstalación inspirada en una idea del editor Alejandro Katz que reúne las historias de 35 argentinos nacidos en 1983 en una reseña de "las faltas, las deudas, las insuficiencias democráticas".

"La idea parte de la voluntad de poner entre paréntesis los discursos sobre la democracia, posponer el momento de decir cosas acerca de ella, y propiciar la aparición de una escena en la que la democracia sea hablada", explicó Katz en una entrevista con Télam.

"Intentamos generar un acto de presencia, la aparición de algunos de los nacidos en aquel emblemático 1983, es decir, aquellos cuyo ciclo vital es el del régimen mismo", agregó el también ensayista.

La instalación surgió del trabajo mancomunado con el realizador Alejo Moguillansky y el músico Martí­n Bauer junto a un equipo de colaboradores que recorrió el paí­s para recopilar el mosaico de 35 voces argentinas nacidas en el retorno de la democracia al cabo de siete años de dictadura militar.

En el centro cultural del Muntref se podrá ver un bloque de 35 pantallas que proyectarán en forma alternativa y a veces simultánea los fragmentos de las entrevistas a los nacidos en 1983.

La instalación busca que el espectador sea envuelto por una masa sonora que entrelaza ruidos, discursos de los entrevistados y la música que ellos mismos generan.

Cada uno de los monitores de 40 pulgadas captura hitos vitales de cada uno de los seleccionados -entre los que hay un cura, una mujer de campo y un transexual- y recrea un muestrario que apunta a poner en el centro de escena los márgenes del territorio, la sociedad y la ideología.

La dirección y el montaje cinematográfico estuvo a cargo de Moguillansky, mientras que el diseño sonoro fue obra de Bauer.

"Más que interacción con ellos fue un trabajo en equipo, en el que cada uno conocí­a su especificidad pero a la vez modificaba y era modificado por el trabajo y el punto de vista de los otros", detalla Katz.

- Télam: ¿De qué manera se hace presente la idea de incomodidad a través de las historias singulares que recorre la instalación?

- Alejandro Katz: El solo hecho de poner en el centro lo que habitualmente está en los márgenes provoca incomodidad. Hay algo 'fuera de lugar', o incluso 'fuera de foco'. Pero también reunir lo disperso y juntar lo diferente produce incomodidad. Vivimos en sociedades en apariencia hipercomunicadas, pero estamos cada vez más encerrados en dinámicas tribales, juntándonos con los idénticos. La instalación pretende producir algo de ruido, restablecer algo del ruido y la suciedad de la verdadera vida democrática, que deberí­a aspirar a hacer convivir a los diferentes.

- T: Es una suerte de llamado de atención...

- A.K.: Occidente atraviesa una cierta fatiga democrática, pero todaví­a no me atreverí­a a hablar de 'fracaso" de la democracia. Muchas sociedades están tomando decisiones que sugieren que, ante las dificultades para obtener prosperidad, prefieren sacrificar democracia, tolerancia y respeto, creyendo que los regí­menes autoritarios podrán restablecer un camino de crecimiento, a la vez que alejar los fantasmas extraños: inmigrantes, homosexuales, minorí­as. Es prematuro hacer hipótesis acerca de cómo continuará esto, aunque no es prematuro expresar alarma por el giro antidemocrático que observamos, y que una vez comenzado podrí­a acelerarse.

La muestra podrá verse de martes a domingos de 12 a 20 en MUNTREF Centro de Arte Contemporáneo (Av. Antártida Argentina entre la Dirección de Migraciones y Buquebús, CABA), con entrada libre y gratuita.