30/11/2018 Opinin

Pongamos el VIH en la agenda de los lderes del mundo

Ante la confluencia del Día Mundial de la lucha contra el Sida, que se celebra mañana 1 de diciembre, y la realización de la Cumbre del G20, la Fundación Huésped lanzó la campaña #VIHenAgenda. Sobre la necesidad de que el VIH esté en la agenda de los lideres del mundo opinó para Télam Leandro Cahn, director Ejecutivo de la Fundación Huésped.

Leandro  Cahn

Por Leandro Cahn

Este año, el Día Mundial del Sida coincide con la cumbre del G20 en la Argentina. Podría pensarse que es una gran oportunidad para que los países líderes del mundo se comprometan con la agenda de derechos sexuales y reproductivos y decidan terminar con la epidemia de VIH. Sí, eso que hace más de 30 años parecía una fantasía (cuando algunos decían, sin avergonzarse, que era "una plaga divina contra los homosexuales"), hoy es una realidad posible. Se resume en: 90/90/90. Esta fórmula es muy sencilla: significa que si el 90% de las personas con VIH conoce su diagnóstico, el 90% de ellas accede al tratamiento, y el 90% de ellas mantiene su carga viral indetectable, es posible controlar la epidemia de VIH/sida en 10 años.

¿Qué se necesita? Voluntad política para garantizar el acceso a los tratamientos y a la prevención combinada, a la educación sexual integral y a la información sobre derechos sexuales y reproductivos. Porque sólo es posible terminar con el VIH/sida como amenaza para la salud pública en 2030, como se plantearon los estados, si se respetan los derechos sexuales y reproductivos de los jóvenes, incluida la educación sexual integral.

Este foro internacional que se reúne en la Argentina se propone "dialogar y construir consenso para impulsar políticas públicas que resuelvan los desafíos que enfrenta la humanidad". Frente a este reto de pensar que es posible un mundo más igualitario y sostenible, es imprescindible que niñas, niños y adolescentes sean prioridad: asegurarles información sobre su salud y sus derechos sexuales y reproductivos es fundamental para terminar con la epidemia del VIH/sida.

En los últimos nueve años, el G20 no incluyó el VIH en ninguno de sus documentos oficiales. Recién aparece mencionado en el documento firmado por los ministros de Salud en Mar del Plata, en 2018, y de manera completamente declarativa. Sin embargo, en varios de los países miembros existen restricciones de ingreso, estadía o residencia para personas con VIH, se criminalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, se criminaliza la exposición o transmisión del VIH, y sólo 4 de cada 10 personas acceden al tratamiento antirretroviral. Otra vez: la solución está en poder de quienes definen las políticas públicas globales. Es necesario que los representantes de los principales países del mundo se comprometan en atender a estos grupos más vulnerables.

Mientras el G20 realiza su cumbre, 4.931 personas adquirirán VIH en el mundo, entre ellas, 493 niñas y niños y 2.575 personas morirán a causa del sida. Esta semana, 7.000 mujeres de entre 15 y 24 años se habrán infectado. Desde el comienzo de la epidemia, 35,4 millones de personas murieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida. Es mucho lo que se avanzó en estos años y puede ser muy poco lo que falta.

Necesitamos que los líderes del mundo dejen de seguir mirando para otro lado cuando está en sus manos bajar drásticamente las nuevas infecciones y las muertes evitables. Pongamos el VIH en la agenda.



(*) Director Ejecutivo de Fundación Huésped.