28/11/2018 Chubut

Los ocho balnearios de Puerto Madryn se preparan para el verano

Las extensas playas de arena fina y blanca que se distribuyen en los ocho balnearios son parte de los atractivos que esperan a los turistas para esta temporada. Las playas y balnearios de la ciudad recorren 4 kilómetros frente a las aguas calmas del Golfo Nuevo, entre el muelle Luis Piedrabuena, ubicado en el centro, hasta el Monumento al Indio.


Puerto Madryn cuenta con ocho balnearios: el Bistró de Mar, Go Go Grill, Yoaquina, Coral, Sara Beach, IO Beach, Enjoy Beach y el Parador Municipal, que cuenta con espectáculos gratuitos y clases de baile todos los días de verano.

"Cuando la marea baja hay casi 300 metros hasta la costa, lo que brinda un espacio ideal para realizar actividades frente al mar sin que esté lleno de sombrillas y de gente", dijo a Télam la secretaria de Turismo local, Mariela Blanco, quien también destacó que en estos lugares "se ofrecen clases de windsurf y kite, paseos en kayak, alquiler de tablas para stand up, paddle y yoga, bautismos de buceo y snorkeling con lobos marinos en Punta Loma, entre otras actividades recreativas".

Los paradores también permiten disfrutar de la exquisita gastronomía de esa zona patagónica, con el cordero, las algas wakame y salicornias, los langostinos y los calamares como protagonistas salientes.


"Las ferias, los encuentros deportivos y los espectáculos al aire libre, de acceso gratuito, ayudan a resaltar los atractivos de las playas", sostuvo la secretaria de Turismo madrynense.

Por otra parte, los alrededores de Puerto Madryn y de la Península Valdés permiten avistar una gran diversidad de aves, toninas, delfines, lobos y elefantes marinos y pingüinos de Magallanes, que en Punta Tombo tienen la colonia continental más grande del mundo. La funcionaria recordó que "otras colonias muy importantes son las de Estancia San Lorenzo y Reserva El Pedral, en Punta Ninfas". También las orcas ofrecen un espectáculo único cuando se varan en la playa para alimentarse.

Blanco dijo que este atractivo "convoca en Punta Norte a fotógrafos de todo el mundo y a un importante número de turistas extranjeros entre los meses de septiembre y abril".