23/11/2018 Brasil

La ciudad de Porto Seguro ofrece 85 kilmetros de playa, historia y diversin

Declarado oficialmente como el puerto de entrada de los portugueses en el 1500, la ciudad se instala como el tercer polo hotelero del vecino país ubicándose por detrás de Río de Janeiro y San Pablo.


La ciudad de Porto Seguro, al sur del estado de Bahía, cuenta con 85 kilómetros de playas, sitios históricos, barracas y pueblos coloridos, características que la ubican como uno de los 64 destinos turísticos más influyentes del país, según el Ministerio de Turismo brasileño.

"Tiene un importante valor histórico para Brasil ya que fue declarado oficialmente el puerto de entrada de los portugueses, en el 1500", dijo a Télam la presidenta del Instituto Brasileño de Turismo (Embratur), Teté Bezerra.

Agregó que Porto Seguro "combina bellezas naturales, excelente infraestructura y atractivos turísticos variados, como Arraial D'Ajuda para familias con niños; Trancoso, elegido para casamientos y mieleros, o Caraiva, que ofrece al turista argentino un encuentro con la naturaleza preservada".

La ciudad donde "nació Brasil" es el tercer polo hotelero del vecino país, con más de 48 mil camas disponibles, ubicándose por detrás de Río de Janeiro y San Pablo.

A lo largo de los 85 kilómetros que unen la playa de Mutá, en el extremo norte de Porto Seguro, hasta Caraiva, en el punto más al sur, el visitante tiene una oferta de gran variedad de barracas de playa con la mejor infraestructura. 

Al norte, Taperapuan, con sus barracas con música y buena comida, y Mutá, ideal para deportes náuticos como el kitesurf, windsurf y el standup paddle; mientras que al sur, la sofisticación de los "Beach Clubs".

Por la noche, la Pasarela del Descubrimiento, a lo largo de la avenida Portugal, invita a degustar el tradicional trago "capeta", elaborado con fruta de época, leche condensada, chocolate en polvo, canela y guaraná en polvo. 

Pero si hay un imperdible en Porto Seguro, es el distrito de Arraial d'Ajuda, considerado "el más encantador de Brasil", al que se llega luego de una travesía en balsa de cinco minutos de duración por el río Buranhém , donde se observa el encuentro del río con el mar.

Unos 10 minutos en furgoneta o autobús recorren los pintorescos callejones del distrito hasta el centro de Arraial con la Iglesia de Nuestra Señora d'Ajuda, que construida en el siglo XVI, es considerada el primer templo religioso de Brasil.

El principal atractivo del Arraial d'Ajuda, es la calle del Mucugê, "la más encantadora de Brasil", en la que se pueden encontrar acogedores restaurantes de cocina internacional, y, por supuesto, los colores y sabores de la cocina local, además de tiendas y boutiques de artículos locales.

Bares con música en vivo completan esa particular arteria donde se pueden disfrutar de bandas de rock, blues, jazz, MPB y otros ritmos.

La playa de Taípe, con acantilados que llegan a 45 metros de altura y las animadas de Mucugê y del Parracho son las más buscadas por los turistas, mientras que la de Pitinga es una opción más exquisita, todas en el distrito.

En Arraial d'Ajuda, también está instalado el Arraial d'Ajuda Eco Parque, que inaugurado en 1997, es uno de los parques acuáticos más importantes de América Latina.