21/11/2018 blgica

May asegur que hubo avances con la UE y continuar negociando el sbado

Según informaron medios británicos, la líder conservadora dijo que volverá a reunirse el sábado en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para continuar negociando los temas que quedaron pendientes.

 
La primera ministra británica, Theresa May, aseguró que se lograron avances durante las negociaciones que mantuvo hoy en Bruselas con funcionarios de la Unión Europea (UE) para concluir el principio de acuerdo del Brexit firmado la semana pasada entre el Reino Unido y el bloque comunitario.

"Hemos mantenido una muy buena reunión esta tarde; hemos avanzado más", afirmó la primera ministra.

May intentará concluir las negociaciones y tratar los temas que quedaron pendientes antes de la cumbre comunitaria extraordinaria prevista para el próximo domingo.

Dijo que las negociaciones se centraron en la preocupación sobre los derechos de pesca y el futuro del Peñón de Gibraltar, un territorio de ultramar británico reclamado por España y uno de los obstáculos por los que podría no aprobarse el acuerdo.
España pidió revisar el acuerdo del Brexit por la “falta de claridad” sobre el futuro del Peñón.

"No excluiremos a Gibraltar de nuestras negociaciones sobre la futura relación" con la UE, aseguró hoy May a los diputados en el Parlamento.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que esperaba que se superen las reservas de España antes de la cumbre del domingo, aunque agregó: "No puedo decir cómo se resolverá este asunto".

Merkel también habría amenazado con no participar de la cumbre a menos que las negociaciones finalicen en 24 horas, según los medios británicos.

Antes de viajar a Bruselas, May advirtió ante el Parlamento que rechazar el acuerdo del Brexit causará mayor incertidumbre y división en el país.

Tras meses de negociaciones, el Reino Unido y la UE acordaron la semana pasada un documento de 585 páginas sobre los términos de su separación, pero aún deben llegar a un arreglo sobre sus futuras relaciones antes de que los líderes europeos celebren una cumbre en Bruselas el domingo próximo para refrendar todo el paquete.

La UE incumplió ayer el plazo que se había dado para completar la declaración final de la cumbre sobre el Brexit, en medio de reticencias de algunos estados miembros sobre temas como el acceso del Reino Unido al mercado común europeo, el acceso de barcos de la UE a las aguas territoriales británicas y el estatus de Gibraltar.

Además, May está bajo intensa presión de parte de legisladores tanto pro-Brexit como pro-UE, que, en gran número, se oponen a su acuerdo de divorcio.

Los primeros, entre los que sobresalen muchos diputados del gobernante Partido Conservador, dicen que el arreglo dejará al Reino Unido demasiado atado a las reglas de la UE, mientras los anti-Brexit sostienen que el acuerdo levantará nuevas barreras entre el país y el bloque, su vecino y mayor socio comercial.

May enfrentó hoy duros cuestionamientos de legisladores tanto oficialistas como opositores durante una comparecencia en la Cámara de los Comunes dominada por el Brexit.

Un diputado conservador, Andrew Rosindell, le reclamó rechazar el acuerdo y negociar uno nuevo que permita quitar "los tentáculos de la UE de nuestra querida nación insular".

May respondió que su gobierno desea "asegurar que continuemos teniendo una relación comercial estrecha con la Unión Europea" tras el Brexit, que debe ocurrir el 29 de marzo de 2019.

La jefa de gobierno agregó que la alternativa al acuerdo es o "mayor incertidumbre, mayor división o correr el riesgo de que no haya Brexit en absoluto".

Asimismo, el Partido Laborista, el principal de la oposición, también dijo que bloqueará el acuerdo.