20/11/2018 Dubai

Interpol elige presidente y la candidatura de un hombre de Putin preocupa a occidente

La asamblea general de Interpol elegirá a su nuevo presidente este miércoles y el candidato favorito es Alexander Prokopchuk, un general del Ministerio del Interior ruso que actualmente es vicepresidente de la organización.


Interpol elegirá este miércoles a su nuevo presidente en medio de alarma en Occidente y una disputa entre Estados Unidos y Rusia ante la posible designación de un general ruso que representa al gobierno de Vladimir Putin al frente de la Organización Internacional de Policía Criminal.

El gobierno y legisladores estadounidenses y de otros países occidentales, así como activistas opositores rusos, dijeron que tal designación podría permitir al Kremlin encarcelar a sus críticos donde sea o socavar el imperio de la ley a nivel global.

Interpol, la mayor organización de policía internacional, ha enfrentado muchos desafíos en sus 95 años de historia, incluyendo frecuentes choques por intereses geopolíticos entre sus 192 miembros.

Los nazis se hicieron con su control en la década de 1930 y críticos han argumentado que países como Rusia, Turquía, Egipto, Irán y China la han utilizado para perseguir a oponentes políticos, periodistas o activistas disidentes.

El presidente interino de la organización, el surcoreano Kim Jong Yang, también compite por el puesto.



Dos conocidos críticos del Kremlin advirtieron este martes que elegir a un funcionario ruso de tan alto rango debilitará a la agencia internacional y politizará la cooperación policial transfronteriza.

Bill Browder, director de un fondo de inversión que operaba en Moscú, y el empresario devenido político disidente Mikhail Khodorkovsky dijeron a periodistas en Londres que Putin usará a Interpol para perseguir a opositores como ellos.

Browder mencionó hechos por los que se acusa a Rusia, como el ataque químico contra un ex espía ruso este año en el Reino Unido, el derribo de un avión con 298 pasajeros en plena zona de conflicto en Ucrania en 2014 y su interferencia en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

"Poner a su representante a cargo de la organización de combate al crimen más importante del mundo es como poner a cargo a la mafia", señaló, citado por BBC.

Rusia negó este martes las acusaciones de interferencia en los asuntos de otros países y esta semana anunció nuevos cargos contra Bowder en el marco de una larga batalla legal contra él.

La vocera del Ministerio del Interior ruso, Irina Volk, acusó a críticos de llevar adelante una "campaña para desacreditar" a Prokopchuk, a quien calificó de profesional respetado.



Garrett Marquis, portavoz del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, dijo este martes en Twitter que Estados Unidos "enérgicamente" apoya al candidato surcoreano Kim Jong Yang.

"Como muestran los acontecimientos recientes, el gobierno ruso abusa de los procesos de la Interpol para hostigar a sus oponentes políticos. Interpol y sus países miembros deben defender políticas que promuevan la coordinación policial internacional y preserven el Estado de Derecho", afirmó Marquis.

Cuatro senadores de Estados Unidos pidieron ayer a la Casa Blanca que se opusiera a la elección de Prokopchuk como dirigente de la organización policial internacional por considerar que el Kremlin usa Interpol para "ajustar cuentas" con disidentes.

Esta no es la primera vez que la votación de la cúpula de Interpol causa polémica.

Grupos de derechos humanos dieron la voz de alerta hace dos años cuando la asamblea general de Interpol eligió presidente a Meng Hongwei, un veterano funcionario de seguridad chino.

Amnistía Internacional (AI) denunció entonces "la práctica de larga data de China de tratar de usar a Interpol para arrestar a disidentes en el extranjero".

Meng fue detenido en septiembre pasado en China como parte de una posible purga política interna, de allí que se haya hecho necesaria la votación de emergencia para reemplazarlo.