17/11/2018 Ciudad de Buenos Aires

Rugby y "besazo" en la Marcha del Orgullo

Miles de personas participan de la movilización que cerrará frente al Congreso de la Nación. Habrá bandas en vivo, feria y desfile de carrozas.


A pesar de la lluvia, con bandas en vivo, partidos de rugby, una gran feria y una veintena de carrozas que avanzaban por la avenida de Mayo, miles de personas participaban de la 27 Marcha del Orgullo LGBTIQ, que cerrará frente al Congreso de la Nación con un "besazo" masivo.

Mimí Maura y Jimena Barón eran las artistas principales esta tarde en el escenario montado junto a la Pirámide de Mayo, en el centro de la plaza y a espaldas de la Casa Rosada. Los shows musicales se intercalan con los discursos de las agrupaciones que integran la Comisión Organizadora de la Marcha del Orgullo (COMO), cuya consigna principal, este año, exige detener el "genocidio trans/travesti" y dice "no al ajuste, la violencia y la discriminación".



Las carrozas, que este año son 17, esperaban estacionadas a lo largo de la Diagonal Sur la señal para avanzar en fila, pasar debajo del gran arcoiris inflable con los colores de la diversidad montado sobre la Avenida de Mayo, a la altura del Cabildo, y marchar durante al menos dos horas hacia el Congreso con el ya clásico despliegue de música, disfraces y color.
"Cerrar la marcha en el Congreso es un gesto político, es exigir a los legisladores que garanticen derechos", dijo a Télam Silvia Toledo, activista de la organización Sublevadas.

En 2017, la marcha avanzó en sentido contrario, desde Congreso a Plaza de Mayo, lo que originó críticas internas por parte de algunas organizaciones miembro de la COMO.