14/11/2018 Ro Negro

La Corte sentenci a la provincia a hacer reparaciones "urgentes" en una vivienda social

El máximo tribunal condenó a la provincia de Río Negro y a la Municipalidad de Viedma, ante el riesgo que corren las vidas de sus ocupantes, una empleada doméstica y sus nietos, según informaron hoy fuentes judiciales.

La sentencia, dirigida también contra el Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda (IPPV), tuvo en cuenta que las deficiencias de la unidad podrían provocar la caída de sus techos y peligro de electrocución para quienes la habitan.

Según las fuentes, el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro había rechazado el recurso extraordinario contra la sentencia que se opuso a la acción de amparo promovida por la mujer identificada como L.N.G., quien litiga con el patrocinio de un Defensor de Pobres y Ausentes por tener bajos recursos económicos.



El argumento del tribunal provincial fue considerar que la mujer, preadjudicataria de la unidad habitacional en la que vive con un nieto discapacitado y otro menor de edad (porque la madre de ambos falleció), debía promover otro tipo de proceso con mayor amplitud probatoria.

Pese a ello, y por unanimidad, la Corte Suprema atendió el recurso en queja tras ponderar el tiempo transcurrido desde el inicio de la demanda, hace ya dos años, y los riesgos a la salud y la vida de los menores y de la mujer, que tiene 62 años y está separada.
“Corresponde que esta Corte se aboque a la resolución del fondo del asunto” en una causa con “una honda problemática social”, evaluó el máximo tribunal con la firma de su presidente Carlos Rosenkrantz, y los ministros Elena Highton, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti.