12/11/2018 jujuy

Morales entreg viviendas a damnificados del trgico alud de Volcn en 2017

El 10 de enero de ese año un aluvión de lodo, agua y piedra afectó las localidades de Volcán, Bárcena y Tumbaya, ubicadas en el acceso a la Quebrada de Humahuaca, provocó cuatro muertes y alrededor de 1.700 damnificados.


El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, entregó este lunes las primeras siete viviendas de un total de 30 que se construyeron para familias damnificadas por el alud que arrasara en enero de 2017 la localidad quebradeña de Volcán.

Al acto de entrega, realizado este mediodía, asistieron también el ministro de Infraestructura de Jujuy, Jorge Rizzotti y las diputadas nacionales de Cambiemos Gabriela Burgos y Alejandra Martínez, además de autoridades locales.

“La entrega de seis viviendas y un local comercial corresponden a la primera etapa de 30 viviendas que se reconstruyen con fondos provinciales y se suman a los trabajos de reconstrucción de sistemas de agua y cloacas que se tuvieron que hacer todo de nuevo”, sostuvo Morales al tomar la palabra.


Es necesario recordar que las unidades habitacionales entregadas fueron para vecinos que debieron demoler sus casas tras el trágico alud del 10 de enero de 2017, que dejó sepultada en barro a la localidad y provocó la muerte de cuatro personas.

En ese marco el mandatario jujeño estimó que entre los meses de abril y mayo de 2019 se culminará con la totalidad de obras de reconstrucción y “quedará un Volcán nuevo”, al tiempo que criticó a los que “hablan de afuera porque no conocen los procesos que realizamos, acá se ha puesto plata para que se hagan las obras”, aseguró.

“Estamos en un 80 por ciento de reconstrucción de las zonas más afectadas de Volcán que son las manzanas 1,2, y en dos o tres meses terminaremos las treinta viviendas”, aseguró Morales y remarcó que las autoridades del gobierno acompañaron a los damnificados en los momentos más difíciles, “entregando fondos para compra de materiales, la mano de obra y la reparación de cada una de las casas”.

El 10 de enero 2017 un aluvión de lodo, agua y piedra afectó las localidades de Volcán, Bárcena y Tumbaya, que están ubicadas en el acceso a la Quebrada de Humahuaca, provocó cuatro muertes y alrededor de 1.700 damnificados.