09/11/2018 Justicia

Ordenan reabrir una investigacin por la lectura de un comunicado gremial en vuelos de Aerolneas


La Cámara Federal porteña ordenó reabrir una investigación para determinar si hubo algún delito contra la seguridad aérea a raíz de la lectura de un comunicado gremial en varios vuelos de la empresa Aerolíneas Argentinas, entre el 13 y el 17 de julio últimos.

La decisión la tomaron los camaristas del Tribunal de Apelaciones Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, quienes revocaron la desestimación de la denuncia, aceptaron como querellante a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y ordenaron seguir la investigación, según el fallo al que hoy accedió Télam.

"Corresponde continuar la pesquisa para que -una vez esclarecidas y analizadas en forma conjunta todas las aristas denunciadas- el juez se expida acerca de su relevancia penal", resolvieron los integrantes de la Cámara.

La denuncia había sido desestimada por el juzgado federal 6, que ahora deberá seguir con la pesquisa.

"En el marco de una etapa de investigación que abarca varias hipótesis, la desestimación luce prematura puesto que en principio no resulta clara la independencia entre los hechos por los cuales se sigue la instrucción", sostuvo la Cámara.


La investigación

La causa se inició el 16 de julio último a raíz de una denuncia de un piloto de Aerolíneas, de iniciales S.F, por "una serie de inconvenientes que había sufrido previo a operar el vuelo AR 1892 con destino a la ciudad de Ushuaia -precisamente en la sala de descanso de pilotos- con S. J. G., aviador también de la compañía y miembro de la comisión directiva de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, APLA", se recordó en el fallo.

Posteriormente, el 20 de julio, la ANAC denunció penalmente "la conducta de todas aquellas personas que intervinieron -de alguna u otra manera- en los sucesos acaecidos entre los días 13 y 17 de julio de 2018, aquellos representantes o autoridades de la APLA. y la UALA (Unión de Aviadores de Líneas Aéreas) que hayan tenido vinculación con la lectura o difusión de un comunicado gremial" en distintos vuelos, a través de "los sistemas de audio de las aeronaves" lo que podría haber puesto en riesgo, según la denunciante, "la seguridad aérea".

Las dos denuncias fueron unificadas por el juez Rodolfo Canicoba Corral, y la fiscalía las desestimó por "inexistencia de delito".

En la denuncia del piloto, se aludió a supuestas presiones gremiales para que aceptara leer el comunicado en su vuelo, luego de lo cual sufrió una descompensación ya en la aeronave y tuvo que ser trasladado a un centro asistencial.

Y en la presentada por la ANAC se cuestionó la lectura del comunicado, en el que los gremios criticaban la política aerocomercial del gobierno nacional.