09/11/2018 Garrahan

Es arquitecto, arm una campaa y logr que 700 personas donen sangre

Fererico Orbuch comenzó en agosto del año pasado una campaña llamada #YoPorVosHastaLaMédula que logró por medio de la concientización que muchas personas se conviertan en donantes.

Federico Orbuch es arquitecto y vive en el barrio porteño de Belgrano, en agosto del año pasado comenzó una campaña en colegios de la Ciudad y el Gran Buenos Aires y logró que 700 personas donaran sangre al Hospital Garrahan.

Cuando tenía 18 años, Federico donó sangre por primera vez a un amigo de su padre que estaba enfermo; un año y medio después, ambos se encontraron en la calle por casualidad: "Me vio y me abrazó, estaba muy emocionado. No me imaginé que podía estar tan agradecido y que para él había sido tan importante", recordó Federico en diálogo con Télam.

Después, "una cosa llevó a la otra" y hoy, a los 46 años y con una carrera de arquitecto en marcha, ya perdió la cuenta de cuántas veces donó sangre a amigos, conocidos y familiares.

No conforme con ayudar a sus allegados, en agosto del año pasado comenzó una campaña con la que recorrió colegios, instituciones públicas y empresas y, hasta el momento, consiguió que unas 700 personas donen sangre al hospital pediátrico Garrahan.

La primera actividad de la campaña fue un encuentro en el colegio al que asisten sus tres hijos, en Belgrano. Allí, los maestros enseñaron a los alumnos cuáles son los elementos de la sangre y cómo es el proceso de donación, y un grupo de "extractores" del Hospital Garrahan recibió las donaciones de sangre de padres y docentes que voluntariamente se ofrecieron.

En esta cruzada Federico tiene el apoyo de dos instituciones: el Hospital Garrahan y la Fundación Primeros pasos, esta última asiste a niños con enfermedades graves y tiene un programa especial para la promoción de donación de médula ósea.

"Muchas personas confunden médula ósea con médula espinal, o creen que para donar médula osea te tienen que extraer una parte", comentó Federico, que también emprendió una campaña para derribar mitos y sumar personas al registro de donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH).

La médula ósea, un tejido esponjoso de la parte interna de los huesos, produce las células CPH, que a su vez producen los componentes de la sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Estas células se pueden donar en vida y se utilizan en pacientes con indicación de trasplante de médula ósea.

Existen dos métodos para extraer las CPH: por punción de médula ósea o por aféresis, es decir, obteniendo las células de la sangre circulante. El segundo método es menos invasivo y es el que buscan difundir Federico y la Fundación Primeros pasos.

En la donación por aféresis, la sangre se extrae de la vena de un brazo para que "una máquina centrífuga saque la médula ósea y devuelva la sangre" al donante, describió Federico en palabras muy sencillas, y agregó: "el proceso dura entre dos y tres horas y es ambulatorio. Terminás y te vas a tu casa".

Gracias a la campaña #YoPorVosHastaLaMedula, nombre que puso Federico a su iniciativa, desde agosto del año pasado hasta hoy, unas 320 personas se sumaron al Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas que lleva el Incucai (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante).

Una vez que el donante ingresa al registro del Incucai, queda a disposición en las búsquedas que realice la Red Internacional de Donantes de Médula Osea (BMDW, por sus siglas en inglés), integrada por 40 países.

"Te llaman sólo si sos 100 por ciento compatible con la persona que precisa, y la red internacional se encarga del traslado" a la parte del mundo en el que se desarrolle la intervención quirúrgica, agregó el arquitecto.

La campaña #YoPorVosHastaLaMédula se puede seguir en Instagram y Facebook, allí figuran las actividades y los datos para sumarse a una iniciativa que ya ayuda a salvar vidas.
etiquetas