09/11/2018 Buenos Aires, Argentina

El desfile de Victoria's Secret reaviv la polmica en su vuelta a Nueva York

La empresa de lencería fue criticada por el ideal de belleza que propone, en la ciudad de Nueva York y también en las redes sociales, donde sus modelos dejaron entrever los detalles del evento que será retransmitido en televisión dentro de un mes.

La empresa de lencería Victoria's Secret celebró anoche su polémico desfile, criticado por el ideal de belleza que propone, en la ciudad de Nueva York y también en las redes sociales, donde sus modelos dejaron entrever los detalles del evento que será retransmitido en televisión dentro de un mes.

La preparación de las 60 jóvenes "ángeles", tal como se las denomina a las modelos de la marca, llevó varias horas, y hasta 15.000 seguidores de la firma en Instagram vieron cómo peinaban a la modelo Bella Hadid o maquillaban a Martha Hunt, ataviadas con batas oscuras de satén.

Precisamente Hadid, con una foto en esa plataforma que despertó preocupación por su delgadez, alimentó estos días la polémica en cuanto a la falta de diversidad física que suele rodear a esta pasarela, y que este año denunció públicamente la modelo australiana Robin Lawley, consignó hoy la agencia EFE.

Es que la australiana encabeza un pedido online, hasta ahora firmado por casi 9.000 personas, que solicita a Victoria's Secret elegir modelos de diferentes formas y talles, ya que lleva "casi 30 años diciendo a las mujeres que solo hay un tipo de cuerpo bello".

Por su parte, la hermana de Bella, Gigi Hadid, que padece una afección tiroidea y en el pasado fue criticada por sus cambios físicos, agradeció a sus fans que la hicieran "sentirse bien".

La conexión en directo de las redes sociales se interrumpió justo cuando una compañera de desfile le preguntaba a Gigi, de 23 años, cuál era su "secreto", y ésta respondió que era su "juventud", una característica común entre las "ángeles".

En ese sentido, la brasileña Adriana Lima (37 años) es de las más veteranas mientras que estrellas como Alessandra Ambrosio (37) y Giselle Bundchen (38) colgaron las alas y le dejaron paso a una nueva generación liderada por las hermanas Hadid y Kendall Jenner, afamadas "influencers".

La sueca Elsa Hosk fue elegida para lucir el corpiño que más miradas atrae: el "Fantasy", diseñado por Swarovski, recubierto con 2.100 diamantes y cuyo valor es de un millón de dólares.

El desfile de Victoria's Secret también suele generar expectativa por sus actuaciones musicales y esta vez fue el turno de Shawn Mendes, Rita Ora, Bebe Rexha, Halsey o Kelsea Ballerini, además del dúo The Chainsmokers y la banda de rock The Struts.

La marca, que el año pasado trasladó su desfile a China para afianzarse en ese mercado pero tuvo que lidiar con problemas como el de las visas de las modelos y los artistas, le devolvió el "show" a la Gran Manzana, que la vio debutar allá por 1995.

De hecho, analistas de mercado y consultoras como Jefferies se preguntan por qué Victoria's Secret "sigue celebrando el desfile" cuando "los ratings de TV cayeron en picada durante los últimos años y el consumidor ya no se identifica con las supermodelos".

etiquetas