08/11/2018 Espaa

Polmica: no acusan de "terrorismo" al hombre que quera matar a Snchez

El caso está en manos de un juzgado ordinario de Terrassa, la ciudad de Cataluña donde residía el tirador que había pedido ayuda logística en un grupo de WhatsApp para asesinar al líder socialista y fue detenido a mediados de septiembre pasado.


La decisión de la justicia española de no calificar de "terrorismo" el intento de asesinato del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, por parte de un nostálgico del franquismo, generó este jueves una polémica nacional y fue contratastada con casos de raperos, tuiteros y titiriteros que sí fueron juzgados y condenados con esa figura penal extrema.

Según el diario Público, el medio que dio la exclusiva de la detención de Manuel Murillo Sánchez, la Audiencia Nacional (AN) de España -la máxima instancia penal- rechazó hacerse cargo de la investigación y consideró que no se trató de un delito de terrorismo.

El tribunal, en cambio, se declaró competente en el pasado para juzgar y condenar al rapero "Valtonyc" -quien se fugó después que ratificaran su sentencia- por delitos de enaltecimiento del terrorismo por sus canciones, o a la tuitera "Cassandra", condenada por burlarse del asesinato por parte de ETA, consumado en diciembre de 1973, del almirante Luis Carrero Blanco, presidente del gobierno de Francisco Franco.

"Parece que la AN se desentiende del francotirador que quería matar al presidente porque no es terrorismo. Por contra, los titiriteros de Alkaeta, tuiteros y raperos sí fueron juzgados y algunos condenados y encarcelados por la AN. Están que lo parten últimamente algunos jueces", escribió en Twitter el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

"Las altas instancias del Poder Judicial en España son pura ideología conservadora; algunos jueces se creen cruzados en la misión de “salvar” España frente a “rojos y separatistas” pero no son otra cosa que una iluminada casta reaccionaria. Y se les está viendo el plumero", apuntó, por su parte, Alberto Garzón, diputado de Izquierda Unida.

La debate en torno a si el caso se enmarca en un acto de terrorismo generó debates en las redes, noticieros y radios del país.

No obstante, fuentes del tribunal consultadas por Télam aseguraron que "no hay constancia de que el caso haya sido pasado a la Audiencia Nacional". Además, "los tribunales que decretaron la prisión han planteado la posibilidad", añadieron las fuentes.

Por el momento, Murillo está acusado de "conspiración para atentar contra la autoridad con uso de armas", "amenazas graves", "tenencia ilícita de armas, municiones y explosivos" y "un delito de odio".

"Si el caso no va a la Audiencia Nacional es por una decisión política. En los últimos años, el tribunal abogó su competencia en muchos casos atribuyendo delitos de terrorismo en casos individuales y teniendo en cuenta todo tipo de conductas contempladas en la calificación delictiva", dijo a Télam Antonio Segura, experto penalista.

El letrado recordó que la última reforma del Código Penal de España contempla como terrorismo a los "lobos solitarios", como parece ser el caso de Murillo Sánchez y cuando no existe vínculo alguno con una organización.

También cabe la posibilidad de que se trate de una tentativa de "magnicidio" y, en ese caso, "también es competencia de la Audiencia", remarcó.