08/11/2018 Estados Unidos

Familiares buscan a sus seres queridos tras la masacre en California

Testigos describieron la desesperación y el terror vividos durante el tiroteo en un bar en el que murieron 13 personas, incluyendo al autor de la matanza.

Tiroteo en un bar de California.

Testigos describieron hoy momentos de desesperación y terror vividos durante la masacre en el bar del sur de California, mientras que familiares buscaban en hospitales a seres queridos que estaban en el lugar y de los que no tenían ninguna noticia. 

Erika Sigman, de 19 años, dijo al diario Los Angeles Times que empezó a correr hacia la salida del Borderline Bar de la localidad de Thousand Oaks apenas escuchó los disparos y el griterío.

“Soy residente de Thousand Oaks. Este es un lugar seguro. Mis padres me dejan venir, es un lugar confiable. Saber que esto pasó en un lugar en el que me siento segura me da mucho miedo. No me esperaba que pase esto en Thousand Oaks", señaló.

Trece muertos en un tiroteo en California


La gente gritaba y se escondía o parapetaba donde podía, en el baño, en los rincones o debajo de las mesas de pool. Algunos usaron barras y sillas para romper ventanas y ayudar a decenas de chicos a escapar, agregó.

La joven Teylor Whittler dijo que fue al bar para celebrar su cumpleaños número 21. Estaba bailando con amigas cuando escuchó un sonido que parecía de fuegos artificiales, pero cuando se dio vuelta se encontró con un hombre que blandía un arma.



"Escuché gritos de '¡abajo, abajo!'. Fue muy, muy perturbador. Parecía que el atacante sabía lo que hacía", dijo la joven al canal KABC-TV, parada junto a su padre en el estacionamiento del bar.