06/11/2018 Brasil

Bolsonaro dijo que su nico norte es la Constitucin

El presidente electo, el nacionalista Jair Bolsonaro, aseguró que "el norte" de su gobierno será cumplir la Constitución, al participar en el Senado de su primer acto oficial desde que ganó las elecciones el pasado 29 de octubre.


Defensor de la dictadura militar y del golpe de Estado de 1964, Bolsonaro participó este martes de la ceremonia por el 30mo. aniversario de la firma de la Constitución Federal de 1988 al lado de los jefes de los poderes, el presidente Michel Temer y un Senado colmado.

"En la topografía existen tres nortes, el de la cuadrícula, el verdadero y el magnético. En la democracia hay un sólo norte, el de nuestra Constitución", dijo Bolsonaro, que dio inicio, también, al proceso de transición con el gobierno de Temer para la asunción el 1 de enero.

El presidente electo hizo un breve discurso y aprovechó para defender la Constitución.

La fiscal general, Raquel Dodge, puesta por Temer y a quien Bolsonaro quiere retirar del cargo el año próximo, dijo que "la libertad de prensa y las minorías están garantizadas en la Constitución".



El presidente del Supremo Tribunal Federal, Antonio Dias Toffolli, quien fue abogado del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, destacó que "una vez electo Bolsonaro prometió respetar a la Constitución".

Al lado de Temer estaba el ex presidente José Sarney (1985-1990), bajo cuya gestión se llevó adelante la redacción de la Constitución de 1988, el texto del acuerdo nacional pos dictadura militar.

Bolsonaro, con fuerte custodia policial, se retiró para reunirse con el ministro de Defensa, general Joaquim SIlva e Luna, el primer militar que asume en ese cargo desde el fin de la dictadura y que comanda la intervención castrenese en la seguridad de Río de Janeiro iniciada por Temer este año.

El futuro gobierno, poblado de militares, comenzó a delinearse durante reuniones en Brasilia, entre el jefe de gabinete saliente, Eliseu Padilha y el entrante, Onyx Lorenzoni.

Bolsonaro designó a 27 funcionarios par la transición, ninguna mujer, algunos de los cuales amigos personales o empresarios allegados que colaboraron con la campaña electoral en la diseminación de mensajes de Whatsapp, informó la prensa local.

Mientras crecen los rumores en la oposición de que Temer puede ser nombrado embajador en el gobierno de Bolsonaro -con lo cual ganaría fueros para evitar la ejecución de la denuncia por corrupción que el Congreso postergó el año pasado- el rumbo económico fue mantenido.

Y en el horizonte cercano, según Bolsonaro y su futuro ministro de Economía, Paulo Guedes, puede haber un acuerdo para aprobar antes de diciembre la enmienda constitucional que modifique el régimen de jubilaciones, uno de los principales planes del ex capitán del ejército para mostrar disposición ante el mercado financiero.

"Hablaré con Temer sobre la reforma jubilatoria, debería salir este año", dijo Bolsonaro; Guedes, en cambio, fue mas allá: "sería un bello cierre para el gobierno de Temer".

Bolsonaro acumuló nuevas polémicas con declaraciones y tuits a medida que se conoce su pensamiento de gobierno, toda vez que en la campaña se negó a acudir a los debates sobre temas económicos y políticos.

Bolsonaro le dijo a la TV Bandeirantes que pretende cambiar la medición del desempleo, generando críticas del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, que se rige por estándares internacionales.

El dirigente del ahora poderoso Partido Social Liberal también defendió el proyecto "Escuela Sin Partido", con el cual la ultraderecha pretende lo que llama "desideologizar las clases" de profesores "marxistas". En ese sentido, Bolsonaro defendió que los alumnos filmen a profesores "doctrinadores" y los denuncien.

"El profesor tiene que enorgullecerse de ello. Los malos profesores deben preocuparse con eso", subrayó el ex militar y actual diputado.