04/11/2018 ecuador

El ex vicepresidente Glas, preso por corrupcin, lleva 15 das de huelga de hambre

Glas fue trasladado el 22 de octubre pasado a la cárcel de Latacunga, en la provincia central Cotopaxi, un día después de que el Gobierno confirmara que el ex secretario de Comunicación Fernando Alvarado, quien cumplía prisión domiciliaria, huyó del país.


El ex vicepresidente de Ecuador Jorge Glas, condenado a seis años de cárcel por corrupción, cumplió este domingo 15 días en huelga de hambre, en protesta por haber sido trasladado de un penal en Quito a otro en el centro del país.

Glas fue trasladado el 22 de octubre pasado a la cárcel de Latacunga, en la provincia central Cotopaxi, un día después de que el gobierno confirmara que el ex secretario de Comunicación Fernando Alvarado, quien cumplía prisión domiciliaria, huyó de Ecuador.

El gobierno ecuatoriano informó entonces que Glas era llevado a Latacunga por "razones de seguridad".

"El ex vicepresidente se encuentra en condiciones deplorables e infrahumanas, razón por la que se ha declarado en huelga de hambre; responsabilizamos a las autoridades por la seguridad física y su vida", dijo el abogado de Glas, Jorge Franco Loor, según consignó la agencia de noticias DPA.

Glas fue vicepresidente durante los últimos cuatro años del gobierno de Rafael Correa, entre mayo de 2013 y mayo de 2017, y continuó en el cargo con el actual presidente, Lenín Moreno, hasta que a fin de ese año fue condenado a seis años de prisión por asociación ilícita en relación con los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht.

Tanto Glas como Alvarado son considerados dos de los dirigentes más leales a Correa, a quien el gobierno de Moreno, considera "el primer prófugo" de la justicia.

"El primer prófugo es el señor Rafael Correa Delgado, que el 3 de julio no quiso dar la cara a la justicia e interpuso cualquier proceso legal para no rendir todos los informes necesarios al pueblo ecuatoriano", dijo recientemente el secretario de Comunicación, Andrés Michelena, en rueda de prensa.

Alvarado se deshizo de la tobillera electrónica que llevaba desde agosto pasado, mientras se lo procesaba por malversación, y huyó de Ecuador.

Si bien no estaba preso, tenía prohibido salir del país y estaba obligado a comparecer cada dos semanas ante un juez.

La semana pasada, la televisora Ecuavisa se hizo eco de una versión que sostiene que Alvarado está en Venezuela.