02/11/2018 Fue en 2007

Anularon la sentencia que rechaza indemnizar a los padres de un joven que se suicid en la crcel

El adolescente ingresó al penal de Ezeiza el 16 de julio de 2007, tras haber sido detenido por tentativa de robo y fue hallado 12 días después colgado de un lazo que lo sujetaba del cuello a la reja de la ventana de su celda.


La Corte Suprema de Justicia revocó la sentencia que rechazó condenar al Estado Nacional a indemnizar a los padres de un menor de edad que se ahorcó en una celda de la cárcel de Ezeiza, informaron hoy fuentes judiciales. Por mayoría, la Corte coincidió con el dictamen del Procurador Fiscal Víctor Abramovich, para quien se debía anular el fallo, de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, que se opuso al reclamo porque se trató de un suicidio.

En el sumario penal que se instruyó por el caso se determinó que se trató de un suicidio y se cerró la causa. Con relación al reclamo indemnizatorio, la Sala IV de la Cámara rechazó la pretensión al concluir que no hubo nada que reprochar al personal del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

El Procurador Fiscal, en cambio, opinó que el SPF incumplió su obligación de preservar la salud física y mental de los internos, los que deben ser examinados periódicamente, mas si, como en este caso, el detenido presentaba signos de lesiones autoinfligidas y había sido aislado de otros presos. “El joven presentaba cicatrices en el antebrazo” por heridas que se había inferido y “era adicto a la pasta base de cocaína”, consignó el dictamen firmado por Abramovich.

Los jueces de la Corte Juan Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Héctor Rosatti dejaron sin efecto la sentencia y ordenaron dictar un nuevo fallo, en tanto que, en disidencia, el presidente Carlos Rosenkrantz y Elena Highton, afirmaron que el recurso de queja de los padres era “inadmisible”.