01/11/2018 Causa Independiente

Pablo Moyano dijo que no aparece en ninguna denuncia en la causa del club Independiente

Declaró ante el fiscal Scalera, acusado de "asociación ilícita" en una investigación por reventa de entradas para los partidos.



El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, aseguró hoy que no aparece "en ninguna escucha ni en ninguna denuncia" en la causa en la que se lo investiga por asociación ilícita y defraudación contra el club Independiente, del cual es vicepresidente, en tanto su padre Hugo Moyano ejerce la presidencia.

Tras declarar durante seis horas en la Fiscalía General de Lomas de Zamora, agregó que recusará al fiscal Sebastián Scalera, señalando que la acusación en su contra es "ridícula".

"Leí el expediente. No aparezco en ninguna escucha o en alguna denuncia", dijo y aseguró que ahora "el fiscal va a tener que anular esta causa porque no aparezco" y en cuanto a las conversaciones telefónicas judicializadas en las que se lo nombra, respondió: "Me nombran, problema de los que nombran. Yo puedo nombrarte a vos...".

"No vendo choripanes, no recaudaba en la venta, no revendo entradas y menos recaudo de los 'trapitos'", en el club Independiente, dijo y reiteró que "fue una causa política armada por parte del gobierno nacional".

"Es una vergüenza, es una persecución política del gobierno a través de Patricia Bullrich", dijo en relación con la ministra de Seguridad.

Incluyó en sus acusaciones al Procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, como parte de esa persecución, al señalar que en un reportaje que brindó ayer dijo que "hay elementos para meterme preso".

"Al venir hoy -dijo- es porque no tengo nada que ver y si Dios quiere se termina esta mentira mediática, judicial, política".

La audiencia se inició pasadas las 8:30 y concluyó pasadas las 14:30 en los Tribunales de Lomas de Zamora.

Su abogado defensor, Daniel Llermanos, afirmó que la causa contra Pablo Moyano "es muy mínima. Si los fiscales de causas complejas se ocupan de la venta de choripanes, estamos listos", afirmó.

El fiscal Scalera había denunciado una asociación ilícita en el Club Independiente integrada por dirigentes y barras bravas y pidió su detención, lo que fue rechazado por el juez Luis Carzoglio.