29/10/2018 estados unidos

Tras los paquetes bomba y el ataque a la sinagoga, Trump dice que la prensa es el "enemigo"

La Casa Blanca anunció que Trump viajará este martes a Pittsburgh, donde se perpetró el ataque a la sinagoga, y el mandatario tiene previsto participar en varios actos de campaña antes de las elecciones legislativas del 6 de noviembre.


El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este lunes que la información "fraudulenta" de la prensa contribuye a la crispación en el país y que los medios son "el verdadero enemigo del pueblo", al redoblar su embestida contra el periodismo luego de una semana de violencia política en plena campaña electoral.

"Hay un gran enojo en nuestro País causado en parte por la manera inexacta, e incluso fraudulenta, de dar las noticias", dijo el republicano Trump en su cuenta de Twitter, y agregó que la prensa "debe detener la hostilidad abierta y obvia y dar las noticias con exactitud y justicia".



Los comentarios del mandatario republicano y nacionalista llegaron luego de que un hombre asesinó a tiros a 11 personas en una sinagoga de Pittsburgh el fin de semana y de una ola de paquetes bomba enviados a personalidades de la oposición demócrata y a la cadena de noticias CNN, uno de los medios a los que Trump acostumbra fustigar.


El presidente de CNN, Jeff Zucker, dijo que otro paquete sospechoso dirigido a la cadena de noticias fue interceptado este lunes en una oficina de correo de Atlanta, estado de Georgia.

Zucker afirmó que no había ningún peligro inminente para la sede central de la cadena en Atlanta.

Trump condenó fuertemente el ataque en Pittsburgh como un acto de antisemitismo, denunció la violencia política y llamó a la unidad. Pero a ocho días de las elecciones legislativas de mitad de mandato, el mandatario continuó lanzando duras críticas a los demócratas y los medios que lo cuestionan.

Durante un acto celebrado el sábado a la noche, Trump pareció un poco más moderado que antes, pero reeditó sus acostumbrados ataques de campaña, incluidas Hillary Clinton y la representante demócrata Maxine Waters, dos de las personas contra las que se enviaron paquetes bomba.

Ayer, el mandatario fustigó por Twitter al millonario Tom Steyer, a quien también iba dirigido un paquete bomba que fue interceptado.

El hombre detenido en conexión con el envío de paquetes bomba, Cesar Sayoc, es un ferviente seguidor de Trump.

La Casa Blanca ha rebatido la opinión de que Trump debería suavizar su retórica.

La asesora de la Casa, Blanca Kellyanne Conway, dijo este lunes a CNN que Trump está "tratando de consolar al país".

"El presidente no trata de llegar a sus bases al denunciar el antisemitismo y al pedir a todos hacer frente al odio, está siendo el presidente de todos los estadounidenses", declaró.

etiquetas