26/10/2018 Turqua

El gobierno reclam a Arabia Saudita por la muerte del periodista Jamal Khashoggi

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan le solicitó a Arabia Saudita que extradite a los 18 detenidos por el asesinato de Jamal Khashoggi para que sean juzgados por tribunales de su país.


"Si Arabia Saudí quiere lavar esta mancha, que entregue a estas 18 personas a Turquía y las juzgaremos", dijo Erdogan al pronunciar un discurso en Ankara en un acto de su partido, el islamista AKP.

El mandatario informó que el domingo llegará a Turquía el fiscal saudita que lleva adelante la investigación por el asesinato del periodista para mantener una entrevista con el fiscal jefe de Estambul.

Khashoggi, de 59 años y crítico de Riad, fue asesinado el 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, al que ingresó para retirar documentación oficial para su boda con su novia turca.

Erdogan reclama a Arabia Saudita la extradicin de los 18 detenidos por el asesinato de Khashoggi


Erdogan recordó que ese día, un equipo de 15 ciudadanos sauditas llegó a Estambul, aparte de otros 3 llegados antes, y aseguró que "se sabe que ellos mataron a Khashoggi, el asesino está entre ellos".

"No es que no tengamos más pruebas. Las tenemos. Llegará el momento. No hay que precipitarse. Las autoridades saudíes anunciarán quién mató a Khashoggi", dijo Erdogan citado por la agencia EFE.

Por otra parte, el diario turco Hürriyet informó hoy que la policía no halló rastros de ADN en las muestras de agua del pozo situado en la residencia del cónsul saudita de Estambul, uno de los dos edificios investigados en el marco de la causa por la muerte del periodista.

Los equipos turcos pudieron acceder por primera vez al consulado el 15 de octubre, trece días después de que Khashoggi entrara en la legación donde fue asesinado, como admitió ya Riad, y dos días más tarde obtuvieron permiso para registrar también la residencia consular, situada a unos 200 metros de distancia.

Hürriyet también informó que todos los vehículos del consulado fueron sometidos a una limpieza profesional a fondo antes de que los equipos turcos recibieran permiso para registrarlos, y que la ropa hallada en un coche con matrícula diplomática que permanecía hace semanas en un estacionamiento del barrio de Sultangazi, pertenecía a uno de los empleados de la legación.