24/10/2018 buenos aires

Macchiavelli alert que en cinco aos la Ciudad no tendr lugares dnde enterrar la basura

Al presentar un informe en la Legislatura porteña sobre los gastos de su cartera para el año próximo, el ministro de Ambiente defendió la necesidad de la modificar la denominada "Ley de Basura Cero".


El ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Eduardo Macchiavelli, alertó este miércoles que en cinco años la ciudad de Buenos Aires no contará con lugares dónde enterrar la basura debido al colapso de los rellenos sanitarios, y adelantó que en 2019 se cambiará el sistema de los recuperadores urbanos, que pasarán a tener rutas específicas para la recolección de residuos secos.

"Cada política que implementa una ciudad tiene la capacidad expansiva de beneficiar o perjudicar a todo el planeta", aseguró el ministro al dar el informe en la Legislatura de los gastos de su cartera para el año próximo en el contexto de las visitas de funcionarios porteños para detallar el proyecto de Presupuesto 2019.

Macchiavelli precisó que el ministerio que conduce tiene planificada una inversión por 35.917 millones de pesos, en tanto indicó que continuará trabajando en dos ejes: lograr una ciudad sustentable y a escala humana.



Adelantó entonces que "en cinco años no vamos a tener más lugar dónde enterrar la basura" y agregó que esta situación -el riesgo de saturación de los rellenos sanitarios- abarca a la ciudad de Buenos Aires y los 42 municipios bonaerenses que conforman el Área Metropolitana.

Por ello, señaló que la gestión de tratamiento de basura "está obligada a replantear algunas decisiones, como la modificación de la denominada "Ley de Basura Cero" que estipula las políticas para la reducción de los residuos sólidos urbanos y fue reformada para habilitar en el distrito la incineración de los desechos.

En su exposición, Macchiavelli adelantó que desde diciembre comenzarán a poner en marcha un cambio dentro del actual sistema que agrupa a los recuperadores urbanos de la Ciudad, en el cual trabajan 5.324 personas organizadas en 12 cooperativas, encargadas de recolectar de manera exclusiva los materiales reciclables secos.

"Van a pasar de ser recuperadores urbanos a recuperadores ambientales, con cuadras específicas y exclusivas asignadas, de lunes a viernes", señaló.

Y resaltó que "van a desaparecer los carros de los recuperadores formales porque va a haber una ruta previamente asignada y con un sistema de transporte centralizado que mejorará la logística, ya que se van a incorporar 57 nuevos camiones para los traslados".