21/10/2018 Polonia

Victoria de los nacionalistas en los comicios locales polacos

El partido gobernante, el nacionalista-conservador Ley y Justicia (PiS), fue la formación más votada en las elecciones locales y regionales aunque sin imponerse en la mayoría de grandes ciudades, incluida Varsovia.


El sondeo de Ipsos, recogido por la agencia de noticias polaca (PAP) y la televisión "TVN24", otorga a Ley y Justicia el 32,3 % de los votos, frente al 24,7 % que habrían obtenido los partidos liberales Plataforma Ciudadana y Nowoczesna, unidos en la mayoría de ciudades en un frente común para estos comicios.

Por detrás se situarían el Partido Campesino, con un 16,6 % de los sufragios, y los considerados populistas de Kukiz'15, con un 6,3 %.

El partido nacionalista ganó con mayoría absoluta las generales de 2015 con un programa electoral que prometía a los ciudadanos importantes subvenciones, redistribución de la riqueza y defensa de los valores tradicionales, aunque tres años después su gobierno ha sido acusado de dirigir al país hacia un régimen autoritario, indica Efe.

De hecho, los comicios polacos de este domingo se han celebrado después de que en los últimos días se haya endurecido el conflicto entre el Gobierno polaco y la Unión Europea (UE) a propósito de la polémica reforma judicial lanzada a instancias del PiS, considerada por Bruselas como un ataque al estado de Derecho y la separación de poderes.

El líder de Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, valoró positivamente los resultados de su partido y afirmó que la victoria confirma el buen trabajo del Gobierno de Mateusz Morawiecki.

"Hemos ganado con unos resultados que, si se confirman, suponen un buen auguro para futuras elecciones", dijo Kaczynski, un mensaje positivo al que también se sumó el jefe del Ejecutivo.


PiS ha sido hoy la fuerza más votada en nueve de las 16 asambleas regionales de Polonia, mientras que los liberales han sido la fuerza más apoyada en las siete restantes, según el citado sondeo.

En las elecciones locales y regionales de 2014, Ley y Justicia obtuvo el 26,9 % de los votos y fue la fuerza más votada en seis provincias.

Por el contrario, el bloque liberal se impone en las principales ciudades del país, incluida Varsovia, donde el candidato liberal, Rafal Trzaszkowski, habría obtenido el 54 % de los votos, según el citado sondeo, por lo que no sería necesario acudir a la segunda vuelta.

"Hemos creado un gran y efectivo bloque anti-PiS para estas elecciones, todo un precedente para lograr futuras victorias", dijo el líder de Plataforma Ciudadana, Grzegorz Schetyna, quien también valoró positivamente los resultados obtenidos por la coalición liberal.

El aspirante nacionalista a Varsovia, Patryk Jaki, fue la gran decepción de la jornada para su partido, ya que sólo habría recibido el 33 % de los votos, según la encuesta de Ipsos, lo que pone fin al sueño de PiS de extender su modelo político a la capital del país.

Otras ciudades importantes como Lódz, Poznan, Lublin, Bialystok o Breslavia habrían tenido una suerte similar a la de Varsovia, ya que los candidatos liberales se habrían impuesto con más del 50 % de apoyos, según Ipsos, que admite un margen de error máximo de tres puntos.


En Gdansk, uno de los hijos del ícono de la democracia Lech Walesa, Jaroslaw Walesa, tuvo un resultado decepcionante, solo obtuvo el tercer lugar y dejó a otros dos que se enfrentarán en la segunda vuelta el 4 de noviembre.

En cuanto a las regiones, y a pesar de ser la fuerza más votada, habrá que esperar a los acuerdos de gobierno alcanzado entre las diferentes formaciones para saber cuántas asambleas regionales estarán bajo el control de PiS.

La participación, según el sondeo, fue del 51,3 %, superior a la registrada en los pasados comicios locales (46,4 %), algo que habría beneficiado a las fuerzas liberales, especialmente en los grandes núcleos urbanos reseña Efe.

De confirmarse, ésta sería la participación más elevada registrada nunca en unos comicios de este tipo en la Polonia democrática. Los polacos elegían hoy alcaldes y representantes de todos los municipios y consejos regionales, aunque el sentido de los comicios ha trascendido lo puramente local y se ha trasladado al plano del europeísmo.

Una hipotética salida de Polonia de la UE ha dominado las horas previas a los comicios, en un intenso final de campaña donde Ley y Justicia, tachado por la oposición de euroescéptico y de protagonizar una deriva autoritaria, ha insistido en que es una formación europeísta y respetuosa con las normas comunitarias pese a sus continuos enfrentamientos con Bruselas.

Se espera que el escrutinio oficial con los resultados finales se conozca mañana, lunes, aunque en las pasadas elecciones locales el recuento oficial se demoró cinco días por un problema informático, lo que provocó acusaciones de fraude electoral.