20/10/2018 mar del plata

La causa de las coimas y el ajuste fiscal signaron el desarrollo del Coloquio de IDEA

La preocupación por la corrupción y los mecanismos para salir de la crisis fueron temas centrales del encuentro que reunió a empresarios y banqueros, en el que estuvieron presentes el presidente Mauricio Macri, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. .



La causa de los pagos de coimas en la obra pública y el ajuste fiscal del Gobierno fueron los dos temas que signaron el 54 Coloquio de IDEA, que cerró ayer en Mar del Plata el presidente Mauricio Macri con una alusión crítica a los Moyano al señalar que "no podemos seguir con un manejo mafioso del sistema logístico".

Como en las dos ediciones anteriores, el Presidente participó de la jornada de cierre, ocasión en la que también destacó que en estos últimos días de crisis "hay más sensatez en el hombre de a pie que toma un transporte público y va a trabajar, que en la dirigencia" de varios sectores.

El mandatario también defendió la política de ajuste gradual de las cuentas públicas que aplicó al inicio de su gobierno "porque siempre estuvimos en minoría", y destacó que los grandes cambios que requiere el país "necesitan de grandes consensos" que se tienen que ir construyendo.



En relación a la causa del pago de coimas en la obra pública, Macri celebró las investigaciones y señaló que "tiene que haber más jueces que despierten confianza" y recordó que nombró bajo su mandato a 200 magistrados. "Todo un récord -destacó- que siempre fueron los mejores de las ternas, y no los amigos del Presidente".

Antes del encuentro con el mandatario, los principales empresarios que asistieron al Coloquio homenajearon al periodista Diego Cabot, autor principal de la investigación del pago de coimas en la obra pública, incluida en los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

El presidente de IDEA, Javier Goñi, le dio la bienvenida a Cabot y reiteró que "no todos los empresarios son lo mismo".

Otro directivo de IDEA, Roberto Murchison, fue más directo al afirmar que "los cuadernos de Centeno nos muestran que la corrupción ha dejado de tener un costo cero, y a partir de ellos vendrán cambios estructurales".

"Los bolsos (con dinero de la corrupción) son una muestra de cómo se financia la política", dijo Murchison, y propuso "ir a un sistema que haga transparente esos aportes".



Esta edición del Coloquio no mostró el brillo del año anterior, donde estaban repletos los pasillos del Sheraton Hotel, debido a la ausencia de muchos empresarios que solían concurrir.

La tradicional encuesta de expectativas que realiza la consultora D'Alessio-Irol entre los empresarios que asisten al Coloquio dio cuenta que el 56% de los entrevistados asegura que el año que viene estará "mejor o mucho mejor" que el semestre precedente, contra un 24% que anticipa que estará peor.

Esta esperanza de un futuro mejor se basa, según los empresarios, en el cumplimiento del acuerdo con el FMI, la mejora en los precios de las exportaciones por sobre las importaciones, y en "comprender que no se podía retrasar más el ajuste", dijeron los hombres de negocios.



Por otra parte, los empresarios también mostraron su preocupación por el efecto de la devaluación sobre el poder de compra de los salarios, la caída del nivel de actividad, la baja de consumo, las elevadas tasas de interés y los atrasos en la cadena de pagos.

Frente a este panorama, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró hoy que "la inflación está desacelerándose", en relación al comportamiento del indicador en los últimos 10 días, aunque reconoció que en octubre aún será elevada.

Reiteró que los índices de inflación de septiembre y octubre "van a marcar el pico del año" y consideró que el nivel de tasa del 75% es la medida "menos recesiva" para lograr el equilibrio macroeconómico.

Además, Dujovne aseguró que la economía ha comenzado a crecer a partir de la demanda externa.