16/10/2018 Pedido de detencin

Carzoglio se declar "imparcial cien por ciento" y cuestion a periodistas

También responsabilizó a "la procuración General de la Provincia de Buenos Aires" a cargo de Julio Conte Grand, por la filtración de datos personales, que algunos medios utilizaron, dijo, para notas publicadas el fin de semana.

Pablo Moyano
Pablo Moyano

El juez de garantías de Avellaneda Luis Carzoglio afirmó este martes que era "imparcial en un 100 por ciento" y que las amenazas telefónicas de muerte que recibió su esposa, dirigidas a ambos, se efectuaron después de que trascendiera a través de las redes sociales su decisión de no hacer lugar a un pedido para la detención del sindialista Pablo Moyano, por presuntos actos de corrupción en el club Independiente, del que es vicepresidente.

"Este juez es imparcial en un 100 por ciento, no se ha dejado llevar por las partes ni se ha dejado llevar por la campaña de prensa que especialmente hicieron Clarín y La Nación", indicó Carzoglio durante la conferencia de prensa que brindó en el Polo Judicial de la avenida Mitre al 2500, Avellaneda.

Y, acotó: "A mí como juez no me van a apretar ni a perseguir con este tipo de maniobras", en alusión a notas publicadas por esos dos periódicos en torno a su trayectoria profesional y consideró que era "un 50 por ciento verdad y el resto un carpetazo".

Carzoglio precisó que "lo único cierto" es el cargo que desempeñó en el cementerio de Avellaneda que, remarcó, ejerció "orgulloso".

Sobre la filtración de esa información, el juez fue terminante al decir que "únicamente pudo haber provenido de la procuración General de la Provincia de Buenos Aires" a cargo de Conte Grand.

Al referirse a su fallo, el juez dijo: "Confirmo que no he hecho lugar a la orden de detención que pidió el fiscal Sebastián Scalera", que pesaba sobre Pablo Moyano, dirigente camionero y vicepresidente del club de fútbol Independiente, en una causa por asociación ilícita de defraudación del club y desvío de fondos, junto con el ex jefe de la barrabrava del club, Pablo "Bebote" Alvarez.

"Mi señora hoy recibió dos llamadas, una a las 11.10 y otra a las 11.20 con amenazas de muerte, haciendo referencia a problemas físicos que ella tiene, como si la conocieran. En ese momento mi decisión ya estaba tomada", dijo el magistrado.

En ese sentido, aseguró que "las amenazas ocurrieron con posterioridad a la resolución, y cuando ya se sabía mi resolución porque había trascendido en las redes sociales".

En una conferencia de prensa, en la que no aceptó responder preguntas, Carzoglio culpó también por la filtración que su resolución esta tarde al "personal de la Cámara de Lomas de Zamora, porque a los 20 minutos de haber retirado el expediente ya circulaba por las redes sociales".