13/10/2018 Regin

Ministros de Ambiente se comprometieron a "acelerar la accin" para evitar "catstrofe climtica"

Fue en Buenos Aires donde esta semana se realizó un foro de representantes de esa cartera de la región.


Ministros de Ambiente de 28 países de América Latina y el Caribe se comprometieron hoy a "acelerar la acción" de cara al Acuerdo de París "para evitar una catástrofe climática" en el cierre del XXI foro de ministros de la región celebrado en Buenos Aires.

Para ello, los funcionarios suscribieron la Declaración de Buenos Aires y aprobaron cuatro acuerdos para enfrentar los principales retos ambientales de la región en las áreas de cambio climático, contaminación, biodiversidad y ecosistemas, y eficiencia de recursos.

La Declaración de Buenos Aires "orientará las políticas" que en la materia aplicará la región en los próximos años, señaló en un comunicado la Secretaría de Ambiente de la Nación.

Durante el encuentro, que abrió el martes el secretario de Ambiente, Sergio Bergman, también se consensuaron los aportes de la región para la cuarta Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente, que enfatizará la producción y el consumo sostenibles.



Los ministros manifestaron su preocupación por los resultados del informe especial recientemente publicado por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, que expuso las diferencias abismales entre los efectos de un calentamiento global de 1.5°C y otro de 2°C para finales de siglo.

En ese sentido, llamaron a emprender acciones urgentes y ambiciosas para evitar la catástrofe climática, en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

También pidieron impulsar la planificación y aplicación de medidas de adaptación, fortalecer los negocios innovadores, promover políticas a favor de tecnologías limpias y la movilidad urbana sostenible, y aumentar el apoyo a los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo.



Asimismo, llamaron a los países más desarrollados a nivel global a cumplir con los compromisos de cooperación financiera acordados en París.

En materia de contaminación, acordaron mayores esfuerzos para implementar planes nacionales y regionales contra la basura marina a través de restricciones al plástico, la investigación y el desarrollo de materiales alternativos, la gestión racional de desechos y el monitoreo de la calidad del agua en las distintas etapas de su recorrido al mar.



Los países de la región solicitaron apoyo al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, como secretaría del Foro, para constituir un grupo de trabajo que contribuya al cierre de los basurales informales, una práctica que amenaza la calidad de los recursos naturales de la región y la salud de sus habitantes.

Otro de los temas acordados es fortalecer el diseño de políticas que favorezcan los patrones de producción y consumos sostenibles, con base en el conocimiento científico, y pedir apoyo financiero internacional para desarrollar una estrategia regional con ese objetivo.

Finalmente, hicieron un llamado a todos los países a crear y expandir las áreas protegidas para alcanzar las Metas de Aichi del Convenio sobre Diversidad Biológica para 2020 y a aumentar la calidad de la conversación.