12/10/2018 ingeniera gentica

Cientficos chinos lograron cras de ratn de dos hembras

Mediante la utilización de un tipo especial de célula madre embrionaria conocida como haploide y un óvulo de una hembra los especialistas lograron demostrar que pueden existir la reproducción sin la necesidad de un varón.


Un grupo de científicos chinos logró por primera vez que ratones del mismo sexo pudieran tener crías por medio de técnicas de ingeniería genética que rompieron las reglas de la reproducción en mamíferos, según un estudio difundido este viernes y publicado en la revista científica Cell Stem Cell.

Utilizando células madre y con un proceso de manipulación genética para alterar el ADN de los animales, los investigadores de la Academia de Ciencias de China pudieron hacer que una pareja de ratones del mismo sexo tuviera cría.

Con este avance los científicos intentan descifrar por qué los mamíferos, incluidos los seres humanos, tienen relaciones sexuales, ya que otras especies, como algunos reptiles, peces e incluso aves, pueden reproducirse sin necesidad de un varón.

"Nos interesaba la cuestión de por qué los mamíferos solo pueden experimentar la reproducción sexual", aseguró a la revista el coautor del estudio, Qi Zhou, de la Academia China de Ciencias.

Para llevar adelante el proceso, los científicos tomaron un óvulo de una hembra de ratón y un tipo especial de célula (una célula madre embrionaria haploide) de otra y mediante un sistema de "edición de genes" borraron parte de esa información genética para hacerlos compatibles.

El resultado fue una cría de ratón "bimadre".

Hasta ahora el experimento sólo fue posible en hembras, ya que los intentos por hacer que los machos se procreasen solos resultó un fracaso.

Los científicos esperan que con estos descubrimientos se pueda avanzar en el estudio de la llamada "impronta genómica", es decir el proceso mediante el cual partes del ADN contenido en el esperma y el óvulo producen marcas en los cromosomas.

Esta información sería clave para entender enfermedades como el síndrome de Angelman, un trastorno neurológico que puede ser confundido con el autismo.