11/10/2018 vivienda

Para Stanley la Ley de Tierras de Barrios Populares saldar "una deuda histrica"

La iniciativa propone entregar unos 935.000 certificados de vivienda familiar, entre otros beneficios.


La ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, sostuvo hoy que la aprobación de la Ley de Tierras de los Barrios Populares vino a “saldar una deuda histórica” que beneficiará “a más de cuatro millones de personas” y señaló que se estudian “líneas de crédito para que la vivienda propia sea una realidad”.

Stanley tuvo esas expresiones al término de una reunión del gabinete nacional que encabezó el presidente Maurcio Macri en el Salón de los Científicos de la Casa de Gobierno.

La Cámara de Senadores convirtió ayer en ley el proyecto que declaró de "utilidad pública" y sujeto a expropiaciones las tierras en las que se asientan unos 4.400 barrios precarios, con el objetivo de entregarles a sus habitantes, unos 935.000, los certificados de vivienda familiar.

La iniciativa, impulsada originalmente por el Ministerio de Desarrollo Social, suspende los desalojos por 4 años y establece que un porcentaje de las obras de urbanización quede en manos de cooperativas de trabajadores.

La ministra sostuvo que el relevamiento, que se inició en 2016, “nos llevó mucho trabajo” y “nos permitió que estas familias puedan acceder y ser dueñas de sus viviendas”, para lo cual "se está pensando en una línea de crédito especial con el propósito de que sea una realidad la vivienda propia”.

Los barrios alcanzados por la normativa son los relevados por el Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (Renabap), en un trabajo que contó con la contribución de movimientos sociales.

De acuerdo al texto, el expropiador será la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que en conjunto con el Ministerio de Desarrollo deberá celebrar acuerdos con las provincias, los municipios y la ciudad de Buenos Aires, con el objeto de transferir los bienes inmuebles.