10/10/2018 entrevista

Despus de ser premiada en San Sebastin, Alch estrena "Familia sumergida"

La actriz, recordada por su papel protagónico en "La niña santa" de Lucrecia Martel, también es directora y ahora debuta con su primer largo que se trata de una observación al mundo de una familia que acaba de ser premiada en España.

La actriz María Alché, recordada por su papel protagónico en "La niña santa" de Lucrecia Martel, también es directora de actores y de cortometrajes, y ahora debuta con su primer largo, "Familia sumergida", una observación al mundo de una familia que acaba de ser premiada en Horizontes Latinos del Festival de San Sebastián, y se estrena esta semana.


La familia, como estructura básica de las sociedades, y las circunstancias por las que atraviesan, conforman un propio género dentro del cine, y los cineastas las abordan desde diferentes perspectivas, muchas veces convirtiendo a esos núcleos en excusa para reflexiones enriquecedoras.

En esa linea no convencional se inscribe este primer largometraje de Alché, que encuadra a una mujer, Marcela, encarnada por Mercedes Morán, que desarma el departamento en el que vivió su hermana fallecida, al mismo tiempo que discurre su propia vida, la de su esposo, en este caso Marcelo Subiotto, y tres hijos, otros parientes y un amigo de su hija, encarnado por Esteban Bligliardi.

Autora de los cortometrajes "¿Quién se metió con Mayra?", "Invierno", "Noelia"y "Gulliver", Alché viene brillando tanto delante, como en este caso detrás de cámaras, logrando con "Familia sumergida" el premio Horizontes Latinos en San Sebastián, y participar en muestras como la de Locarno y esta misma semana en Validivia.


- Télam: ¿Cómo interpretás tu mirada al mundo de una mujer?
- María Alché: Creo que naturalmente siempre me sentí más cercana a escribir cosas con protagonistas femeninas, no obstante me parece que el mundo de la protagonista y la circunstancia que atraviesa le podría ocurrir a cualquiera, y no necesariamente un hombre podría no sentirse identificado con eso. Me parece que tiene que ver con el universo de alguien en un momento particular y algunas cosas tienen que ver con lo femenino y otras más allá del género. Se dio así como una observación de lo femenino. También escribiría cosas para hombres…

- T: Hay una mirada corrosiva a la familia, que no cae en la disfuncionalidad, sino que hace un equilibrio matizado por un toque de humor ácido…No es un drama…
- M.A.: Me parece que quizás algo de eso se cuela en relación a que la familia es esa construcción extraña de un montón de seres que se aman incondicionalmente y al mismo tiempo la convivencia, situaciones de intimidad con gente que se conoce mucho a veces genera situaciones de mucha locura, en manifestaciones del grupo.

- T: Siempre la familia fue la primera manifestación de algo colectivo que tiene sus idas y venidas...
- M.A.: Al estar juntos emerge la locura, el enojo, muchas relaciones que a veces no son tan fáciles de explicar o visibilizar racionalmente. Por qué se enojó tal, por qué se puso celoso cual...Me interesa la observación de esas cosas que ocurren en los grupos donde hay tanto afecto y tanta historia compartida, espacios que también te eyectan y de los cuales también uno se quiere escapar, y a la vez la necesidad de buscar refugio. Es un estado de tensión. El acercamiento y el alejamiento me parece que en un sentido tienen algo de divertido, del orden del intercambio.