07/10/2018 Estados unidos

Washington asegura que se avanza hacia una segunda cumbre Trump-Kim

El secretario de Estado del país del norte, Mike Pompeo, remarcó que hubo un nuevo "paso adelante" hacia el desarme nuclear de Corea del Norte.


El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo este domingo que en su reunión en Pionyang con el líder norcoreano, Kim Jong-un, se lograron avances y se habló de hacer "lo antes posible" una segunda cumbre con el presidente estadounidense, Donald Trump.

"Como ha dicho el presidente Trump, hay muchos pasos en este camino (hacia la desnuclearización) y hoy hemos dado uno. Ha sido otro paso adelante", dijo Pompeo en su encuentro con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en Seúl, señaló un comunicado de la oficina presidencial surcoreana.

El jefe de la diplomacia estadounidense llegó a la capital surcoreana procedente de Pionyang, donde se reunió con Kim Jong-un.
Afirmó también que debatió con Kim la celebración "lo antes posible" de una nueva cumbre con Trump y que la Casa Blanca y el régimen norcoreano "acordaron seguir negociando para determinar la fecha y lugar".

Pompeo calificó las conversaciones de "buenas y productivas" y dijo que ambas partes acordaron establecer equipos de trabajo para tratar tanto la cumbre como el propio proceso de desnuclearización, del cual también conversó con el líder norcoreano.

Según el comunicado de Seúl citado por las agencias Efe y DPA, Pompeo trató con Kim "las medidas que Corea del Norte debe llevar a cabo para desnuclearizarse, de posibles visitas de representantes estadounidenses (a Corea del Norte) y la manera en que EEUU podría adoptar las medidas correspondientes".

Eso fue todo lo que se informó acerca de las gestiones de Pompeo, quien había indicado en días previos que hablaría "sobre los detalles de la negociación" para no comprometer el proceso.

En la cumbre intercoreana de septiembre, el Gobierno de Kim se comprometió a desmantelar su central de Yongbyon, epicentro de su programa nuclear, si Washington adoptaba "medidas correspondientes" según lo acordado en la primera cumbre con Trump en Singapur.

En esa cita acordaron trabajar para la desnuclearización de Corea del Norte sin afectar la supervivencia del régimen comunista.
Pero desde entonces, Estados Unidos y Corea del Norte no se ponen de acuerdo en torno a lo que cada lado debería ofrecer y en qué plazos.

La Casa Blanca reclama acciones más firmes del régimen para mostrar su voluntad de desnuclarizarse, mientras que Pionyang dice que no desmantelará su programa nuclear si EEUU no muestra antes voluntad de levantar sanciones y firmar un tratado de paz.
Pompeo, que despegó de Tokio hoy a primera hora con rumbo a Pionyang y después voló a Seúl para reunirse con Moon y la canciller surcoreana, Kang Kyung-wha, concluirá su gira asiática el lunes desplazándose a China.

Allí, sus planes preliminares incluyen encuentros con su homólogo chino, Wang Yi, y el consejero de Estado, Yang Jiechi, en momentos de fuerte tensión bilateral por la guerra comercial y otras disputas.