04/10/2018 espacio exterior

Revelan los ltimos datos de la sonda Cassini sobre el planeta Saturno

El estudio determinó que la composición química de los anillos, que se creía que era casi todo agua es "mucho más complicada" de lo que se pensaba y con el tiempo "puede cambiar el contenido de carbono y oxígeno de la atmósfera del planeta".


Los datos de la sonda Cassini, que se desintegró en la atmósfera de Saturno hace poco más de un año, revelaron que la composición química de sus anillos es "mucho más complicada" de lo que hasta ahora se creía, reportó la agencia EFE.

El informe indica además que el anillo D, el más interno, "está lanzando granos de polvo" a la atmósfera superior (ionosfera) del planeta y lo hace a una velocidad extraordinaria a la vez que gira, tanto como 10.000 kilos de material por segundo.

Los investigadores consideran que este fenómeno, mantenido durante largos periodos de tiempo, "puede cambiar el contenido de carbono y oxígeno de la atmósfera del planeta", agrega la nota.

"Nadie que lea estas líneas presenciará lo que vio la sonda Cassini antes de arder. Encélado (el sexto satélite del planeta) ocultándose tras la atmósfera dorada de Saturno", o "las ondas que Dafne -una de sus más de 60 lunas- deja en los anillos", describe hoy en un artículo sobre la publicación de Science el diario español El País.



También destaca "la turbia atmósfera en la que se desintegró la nave" de la NSA el 17 de septiembre de 2017 "para no contaminar los satélites helados, donde puede haber vida".

Cassini pasó sus últimas horas enviando información a la Tierra de forma constante, datos que la revista especializada publicó en Science, seis estudios que explican, entre otras cosas, qué está pasando entre las nubes más altas del gigante gaseoso y el interior de sus anillos, una zona que no se había explorado hasta ahora.

Los datos muestran que esa región está azotada por la lluvia que cae desde el anillo D -el más próximo al planeta- como un “aguacero”, en palabras de Hunter Waite, autor principal de uno de los estudios y líder del espectrómetro INMS que iba a bordo de la nave.

Thomas Cravens, profesor de la Universidad Kansas y uno de los firmantes del estudio, dijo que lo sorprendieron dos cosas: "La complejidad química de lo que sale expulsado de los anillos", pues hasta aquí se creía que sería casi todo agua, y la "cantidad y calidad de esos materiales"

El espectómetro de masas neutras (INMS) de Cassini descubrió que los anillos de Saturno están compuesto de agua, amoníaco, monóxido de carbono, nitrógeno molecular y dióxido de carbono.



etiquetas