02/10/2018 W20

Con la mujer rural como eje, comenzaron las sesiones pblicas de la cumbre

“Como muchas otras mujeres, (las trabajadoras rurales) tienen que hacerse cargo de la casa y realizan trabajos de cuidado no pago”, agregó la directora regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Luiza Carvalho.


Carvalho dijo este martes que "el 45 por ciento de los trabajadores rurales son mujeres, y muchas de ellas no acceden a un salario propio”, al participar de la cumbre mundial del Woman 20 (W20), cuyas sesiones públicas comenzaron hoy en la Ciudad de Buenos Aires.

Las cumbre del W20, que se realiza hoy y mañana en el CCK, tiene como objetivo elaborar un documento de recomendaciones para garantizar los derechos de género en el campo de la economía y que, por iniciativa de la Argentina, tiene como uno de sus ejes la situación de la mujer rural.

"Las mujeres rurales tienen un rol fundamental en sus comunidades, pero su trabajo es invisible porque enfrenta muchas barreras que le impiden desarrollarse y empoderarse y no les permite liberar todo su potencial”, dijo en tanto Carole Megevand, encargada del programa de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial en Argentina, Paraguay y Uruguay.

Carvalho y Megevand participaron del panel “La invisibilidad de las mujeres rurales y su rol en el desarrollo” junto con Lilianne Ploumen, integrante del Parlamento holandés y miembro del Partido Laborista de ese país; María Noel Vaeza, integrante de ONU mujeres; Jorge Werthein, consultor en el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura y Nicole Levy, asesora legal de DirecTV.

"Una cuestión que nos afecta a todas las mujeres es la distribución injusta del trabajo en la casa, y las mujeres rurales son las más afectadas”, aseguró por su parte Vaeza.

La primera dama argentina, Juliana Awada, abrió ayer el encuentro y mañana el presidente Mauricio Macri recibirá el documento final con las recomendaciones, que fueron redactadas y rubricadas ayer por 65 delegadas internacionales.

“Uno de los logros más importantes de la presidencia del W20 Argentina fue el fortalecimiento de la red de delegadas, lo que implicó aumentar el número de representantes por país”, dijo en la apertura del encuentro Susana Balbo, presidente de la cumbre, y agregó:
“El objetivo fue asegurar la pluralidad de voces para que cada vez más mujeres sean representadas en esta discusión”.

En esta edición del W20 participaron 155 mujeres de 19 de las delegaciones del grupo de afinidad Del G20, que trabaja para el desarrollo económico de las mujeres.

El documento de recomendaciones que se entregará mañana tiene cuatro ejes de trabajo: inclusión laboral, inclusión digital, inclusión financiera e inclusión de la mujer rural.
etiquetas