28/09/2018 Irak

Mataron a tiros en Bagdad a una influencer con 2,7 millones de seguidores

Se trata de una joven de 22 años con gran exposición en las redes sociales que fue asesinada de tres balazos, dos en la cabeza y uno en el pecho cuando circulaba en bicicleta en la zona de Camp Sarah.


La modelo iraquí Tara Fares, de 22 años, una celebridad en las redes sociales con 2,7 millones de seguidores en Instagram, fue asesinada por disparos de desconocidos que la atacaron en una calle de Bagdad, informaron fuentes oficiales.

El asesinato, que ocurrió el jueves por la noche, provocó de inmediato múltiples reacciones en las redes sociales.

En su cuenta de Instagram apareció una foto de la modelo en blanco y negro en la que se describe su muerte como "un incidente cobarde y cometido a traición".

El portavoz del ministerio iraquí de Sanidad, Seif al Badr, informó en un breve comunicado que "un hospital de Bagdad recibió hoy (por ayer) el cadáver de Tara Fares, que tenía varias heridas de bala".

Una fuente de seguridad en Bagdad que pidió el anonimato dijo a la agencia EFE que los asaltantes, que iban en motocicleta, dispararon contra Fares cuando circulaba en bicicleta en la zona de Camp Sarah, en el suroeste de la capital iraquí, señala el diario El País.

Fares recibió tres balazos, dos en la cabeza y uno en el pecho, y su cadáver fue trasladado al hospital Shaikh Zayed en el centro de Bagdad, según agregó la fuente.

El ministerio del Interior anunció en un comunicado que inició "una investigación urgente para conocer las circunstancias" de la muerte de la modelo e identificar a los criminales para presentarles ante la justicia.

Tara Fares se hizo famosa como finalista en un concurso de belleza organizado a nivel nacional por asociaciones locales en 2014, con la intención de dar una imagen de normalidad en momentos en los que gran parte de Irak estaba ocupada por el grupo terrorista Estado Islámico.

La joven, nacida en enero de 1996 de padre iraquí y madre libanesa, era una de las iraquíes con más seguidores en las redes sociales, en las que publicaba fotos de sus desfiles y de su vida personal. La modelo también era un rostro conocido por haber participado en varios programas de televisión y avisos de publicidad.