25/09/2018 Reino Unido

Laboristas britnicos, a favor de otro referndum sobre el Brexit

El Partido Laborista, principal fuerza opositora, abrió hoy la puerta a la celebración de un segundo referéndum sobre el "brexit", aunque no definió cuál debería ser la pregunta a formular a la población británica.

Jeremy Corbin, líder del laboristmo británico
Jeremy Corbin, lder del laboristmo britnico

En la tercera jornada del congreso anual que la formación política celebra en Liverpool (norte de Inglaterra), los delegados se posicionaron mayoritariamente a favor de una moción que plantea que los laboristas sopesarán "todas las opciones que queden sobre la mesa" en caso de que no consigan un adelanto electoral.

De este modo el partido reiteró que su principal demanda al Gobierno de la conservadora Theresa May es la celebración de elecciones generales anticipadas para que sea el líder laborista, Jeremy Corbyn, quien capitanee las negociaciones con Bruselas, sede ejecutiva de la Unión Europea (UE).

En el caso de que esto no se produzca, el Partido Laborista aprobó hoy que contemplará todas las alternativas posibles, que pasan también por la celebración de un segundo referéndum sobre el "brexit".

Sobre este punto se dividen opiniones entre los que sostienen que ese plebiscito debería poder revertir el "brexit" y los que se inclinan para que la votación se atenga al acuerdo de salida al que lleguen Londres y Bruselas.

Entre estos últimos se encuentran el portavoz laborista de Economía, John McDonell, o el representante del grupo "Laboristas por la salida", Brendan Chilton.

La cara más visible de los que sí apoyan poder votar por seguir en la Unión Europea (UE) es el portavoz para el "brexit", Keir Starmer, que hoy afirmó en un ovacionado discurso que "nadie descarta" que quedarse en el bloque comunitario figure como una opción en un hipotético nuevo referéndum.

Starmer incluso reveló que su voto sería a favor de la permanencia, algo sobre lo que no quiso hoy pronunciarse Corbyn.

El congreso anual del laborismo culmina mañana con el esperado discurso de su líder en el que, previsiblemente, volverá a insistir en la necesidad de un adelanto electoral y se posicionará como la alternativa más firme a Theresa May para dirigir al Reino Unido en las arduas negociaciones con Bruselas.