25/09/2018 celebracin

Miles de fieles conmemoran los 35 aos de la primera aparicin de la Virgen de San Nicols

Multitudinaria convocatoria tuvo hoy el 35 aniversario de la primera aparición de la Virgen del Rosario en la ciudad bonaerense de San Nicolás, donde se realizó una vigilia de oración nocturna, la tradicional procesión y una misa en las inmediaciones del templo.


El lema de la fiesta fue "María nos anima a caminar con la Iglesia" y la misa central fue presidida por el obispo de San Nicolás, Hugo Santiago.

El lunes, en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás, se celebraron misas especiales para los peregrinos, una a las 17 para los que llegaron caminando desde Mendoza y otra a las 19 para los que arribaron desde la Ciudad de Buenos Aires.

Desde las 21, comenzó la vigilia de oración nocturna, primero en el Campito, en las inmediaciones del santuario, y a partir de las 2 de la madrugada en el interior del templo.

Entre los peregrinos que pasaron la noche en las inmediaciones del santuario podían verse banderas de Uruguay y Paraguay y carteles que mostraban la presencia de provincias como Neuquén y Chubut.

Hoy a las 6 se celebró la primera misa del día, mientras que a las 15 comenzó la procesión por las calles San Nicolás que finalizó con la misa central en el Campito.

La historia de la Virgen de San Nicolás comenzó en 1983, cuando varios fieles de la ciudad contaron que los rosarios que tenían en sus casas se iluminaban de manera repentina.

Uno de ellos, Gladys Quiroga de Motta, interpretó esto como una señal y comenzó a rezar hasta que el 25 de septiembre de ese año afirmó que la virgen María se le apareció por primera vez.

Luego de una segunda aparición, la feligresa fue a la iglesia local y le contó lo ocurrido al sacerdote Carlos Pérez y luego acudió a la Catedral de San Nicolás de Bari, donde afirmó que tuvo una visión sobre una imagen que residía anteriormente allí.

Acompañada por el sacerdote, encontró en un altillo de esta iglesia una imagen de una virgen igual a la de sus visiones: la Santísima Virgen del Rosario, cuya imagen estaba guardada y le faltaba la mano derecha y el rosario.