25/09/2018 protesta

La falta de transporte fue la clave del paro en las provincias

La carencia de transporte público en las provincias y la escasa actividad en las escuelas, bancos y oficinas estatales fueron los principales factores que evidenciaron el acatamiento al paro general de la CGT, el moyanismo y las tres CTA, mientras en algunas ciudades como Neuquén, Rosario, Córdoba, Misiones, Corrientes y Tucumán hubo piquetes y manifestaciones.


Además, como al paro se plegaron los camioneros la acumulación de basura en la capital de Córdoba, Bariloche, y otras ciudades del país fue notoria y, como ocurre en los paros de los últimos años, muchos comercios mantuvieron sus puertas abiertas.

En Córdoba, hubo piquetes y movilizaciones del PO, no hubo transporte público y se acumuló basura en la capital provincial: el sector recolector cumple un paro por 36 horas, desde el mediodía de ayer.

El jefe de la CGT Regional Córdoba, José Pihen, dijo a medios locales que es "insostenible" la situación de la clase trabajadora y del sector de la producción.

En Rosario, la medida se evidenció en la falta de colectivos, y por algunas protestas en la puerta del shopping y mercado El Portal. Militantes del Movimiento Sindical de Rosario marcharon por la ciudad y a su vez, grupos piqueteros cortaron el tránsito en Circunvalación.

Tampoco hubo actividad en el puerto de Rosario, al igual que en todo el país, por la adhesión de la Federación Marítimo Portuaria, que orienta el triunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid.

El ministro de Trabajo de Santa Fe, Julio Genesini, en diálogo con radio La Ocho, pidió "que el gobierno nacional tome nota de estos reclamos".


La ciudad de Bariloche (Río Negro) también amaneció con basura en sus calles y, en este caso, la mayoría de los comercios no abrieron. El gremio mercantil realizó protestas frente a dos supermercados, con la quema de neumáticos.

En Neuquén, los trabajadores de distintos gremios cortaron el tránsito sobre varios tramos de dos rutas nacionales, en cercanías de zonas industriales y petroleras.

En Chubut, hubo una movilización de gremios y estudiantes universitarios en la ciudad de Trelew.

En Tierra del Fuego, el transporte y la actividad fabril fueron los sectores en los que más se sintió el paro, según dijeron a Télam fuentes oficiales.

La adhesión al paro por parte de la UTA provocó que no funcionen los colectivos, tanto en la ciudad de Ushuaia como de Río Grande, a lo que hay que sumarle la cancelación de vuelos comerciales.

Las fábricas electrónicas también estuvieron paralizadas, a instancias de la UOM y de los supervisores (ASIMRA).

El jefe de la UOM de Río Grande, Oscar Martínez, afirmó que "la apertura de importaciones, la devaluación y la pérdida de poder adquisitivo, hicieron caer considerablemente los niveles de producción y de ocupación", en diálogo con radio Universidad.

En Tucumán se paralizó la actividad, mientras gremios y organizaciones sociales realizaban cortes en la capital provincial y en las rutas de la provincia.

En la Mesopotamia también se sintió el paro. En Misiones organizaciones sociales realizaron cortes de ruta en diferentes localidades.

En Corrientes hubo una manifestación en el acceso al puente General Belgrano. El gobernador Gustavo Valdés (UCR) calificó la huelga de "inoportuna" ya que se realiza "justo cuando la Argentina busca financiamiento".

En Mendoza el gobierno provincial dijo que el presentismo en las escuelas fue del 99,67%, y que también que el servicio de transporte se encuentra garantizado, con custodia policial.


En la ciudad de Mendoza, el municipio multó a organizaciones de izquierda por cortar el tránsito con una marcha porque eso implicaba una contravención al Código de Convivencia urbana local.

En San Juan el ausentismo en la administración pública fue del 50% y también el ausentismo en las escuelas, según datos oficiales, en tanto que en San Luis no hay bancos, transporte ni clases.

etiquetas