26/09/2018 Cancillera

Argentina y otros cuatro pases denunciarn a Venezuela ante la CPI

Argentina, junto a Colombia, Chile, Paraguay y Perú, firmarán mañana un pedido para que la Corte Penal Internacional (CPI) abra una investigación por crímenes de lesa humanidad contra Venezuela.


Argentina, junto a Colombia, Chile, Paraguay y Perú, firmará un pedido para que la Corte Penal Internacional (CPI) abra una investigación por crímenes de lesa humanidad contra Venezuela. Así lo confirmó a Télam una fuente de la Cancillería argentina.

Los cinco países concluirán hoy mismo, en Nueva York, la redacción del documento que elevarán a la CPI, agregó la fuente.

El canciller Jorge Faurie y sus colegas de los otros cuatro países firmarán el pedido ante la CPI en Nueva York, donde se celebra la Asamblea General de la ONU, tras una reunión en la que se concluirá la redacción del documento.

El pedido de los cinco países irá acompañado de dos informes, uno de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU (OACDH), que documenta ejecuciones extrajudiciales, entre otras violaciones de derechos humanos en Venezuela.


El otro informe fue redactado por un grupo de expertos que designó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Según los expertos, hay un "fundamento razonable" para considerar que once personas, entre ellos el presidente venezolano Nicolás Maduro, y miembros de las Fuerzas Armadas, consumaron presuntos crímenes de lesa humanidad y pueden ser denunciados ante la CPI, según la agencia EFE.

Almagro ya remitió ese informe a la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, en mayo para pedirle que abriera una investigación.
El canciller Faurie también participó esta tarde, en Nueva York, de una Reunión de Alto Nivel sobre migración masiva de venezolanos, impulsada por Colombia, y otra del Grupo de Lima.


Un comunicado de la Cancillería argentina informó que la Reunión de Alto Nivel tuvo el objeto de "analizar posibles cursos de acción para articular una respuesta coordinada a la situación de los flujos migratorios de venezolanos y su impacto en la región".
La apertura de la Reunión estuvo a cargo del presidente de Colombia, Iván Duque Márquez y del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

Durante el encuentro, agrega el comunicado, Faurie sostuvo que esta crisis humanitaria y migratoria de alcance regional tiene también impacto en nuestro país y que en el marco de esta experiencia, la Argentina comparte el enfoque internacional, integral y coordinado planteado por Colombia.

En cuanto a la propuesta de creación de un "fondo humanitario de emergencia", Faurie consideró que resultaría conveniente conseguir financiamiento internacional para ayudar a los países receptores (entre ellos, la Argentina) en sus esfuerzos frente a esta crisis migratoria.

El ministro argentino, amplía el comunicado, señaló que nuestro país ha participado de diversas iniciativas para articular y definir lineamientos para una respuesta integral.

A nivel interno, Faurie "informó que nuestro país ha brindado facilidades en los trámites de residencia y convalidación de títulos educativos a cientos de miles de venezolanos que se han establecido en el país desde 2016. Y recordó que la Argentina tomó la decisión de desplazar el pasado 23 de junio a un equipo médico interdisciplinario bajo la coordinación de Cascos Blancos, que ha brindado atención médica en Cúcuta (Colombia) a más de 3000 pacientes venezolanos".

También remarcó que la Argentina considera fundamental el apoyo del sistema de Naciones Unidas y su aporte en capacidades y experiencia, así como en materia de financiamiento de programas y proyectos.


La CPI, con sede en La Haya (Holanda), es un tribunal de Justicia internacional permanente cuya labor es juzgar crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio.

La crisis migratoria que vive Venezuela ha generado presiones sobre el gobierno del presidente Nicolás Maduro, ya que cientos de miles de venezolanos llegan a países de la región ante la crisis humanitaria en curso en la nación caribeña.

Según la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) unos 2,3 millones de personas han abandonado Venezuela desde 2014.