25/09/2018 Tierra del Fuego

El paro complica el transporte, la actividad fabril y servicios estatales fueguinos

El transporte, la actividad fabril y varias de las prestaciones estatales en la isla fueron los principales sectores afectados por el paro dispuesto para hoy por la CGT, según un relevamiento realizado por Télam en la provincia con distintas fuentes oficiales.

La adhesión a la medida de fuerza por parte de la Unión Tranviarios Automotores (UTA) provocó que no funcione el servicio público de colectivos tanto en la ciudad de Ushuaia como de Río Grande, a lo que hay que sumarle la cancelación de vuelos comerciales a la isla a raíz de lo dispuesto por la Asociación del Personal Aeronáutico (APA).

Por su parte, al plegarse el gremio de camioneros tampoco se cumplía el servicio de recolección de residuos, distribución de caudales y de combustibles en las estaciones de servicios.

En la frontera tampoco había actividad porque el Sindicato Único Del Personal Aduanero de la República Argentina (SUPARA) se adhirió al paro.

A su vez, en el ámbito estatal, la medida se cumplía con alto acatamiento en el Poder Judicial y en el sector docente.

Las fábricas electrónicas de la provincia también estaban paralizadas luego de que la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y el gremio de supervisores (ASIMRA) dispusieran su adhesión a la jornada de protesta nacional, y lo mismo ocurre en el sector petrolero y en la actividad bancaria.

En tanto, en otros rubros como el servicio de taxis y remises y el comercio, la adhesión a la medida era “parcial”, según voceros de cada una de esas actividades.

El jefe de la UOM de Río Grande, Oscar Martínez, aprovechó el paro para “exigirle” al Gobierno Nacional que “reivindique la industria e impulse nuevamente el desarrollo”.

“La apertura de importaciones, la devaluación y la pérdida de poder adquisitivo, han traído como consecuencia caídas más que considerables en los niveles de producción y de ocupación”, enfatizó Martínez por radio Universidad.

Por su parte, el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Río Grande, dijo que el acatamiento al paro era “alto” en el distrito y aseguró que en esa ciudad “no se mueve nadie”.

A su vez en Ushuaia, el presidente de la Cámara de Turismo, Ángel Brisighelli, advirtió sobre los inconvenientes que el paro genera a los visitantes que se encuentran en el destino y apuntó que "hay turistas que no pueden hacer nada más que caminar por el centro”.