24/09/2018 Frente Renovador

Massa se reuni con el moyanismo y dijo que Macri "no escucha"

El líder del Frente Renovador recibió a la Corriente Federal de los Trabajadores y al triunviro de la CGT, Carlos Acuña, que forma parte de su espacio.



El líder del FR, Sergio Massa, afirmó hoy que el Gobierno "no puede gobernar sin escuchar aquellas voces que piden una alternativa a la situación económica actual”, tras recibir a los principales representantes sindicales de la Corriente Federal de Trabajadores (moyanismo) y al triunviro cegetista Carlos Acuña, en la antesala del paro general de mañana.

Al cuestionar la política económica del oficialismo, Massa aseguró que “(Mauricio) Macri no escucha; el Gobierno no puede gobernar sin escuchar aquellas voces que piden una alternativa a la situación económica actual. Un gobierno sensato y sensible escucharía a la gente, no se esforzaría solo por caerle bien a los fondos en Nueva York", expresa un comunicado de su fuerza política.

 El líder del Frente Renovador, acompañado por los diputados nacionales de su espacio Marco Lavagna, Carla Pitiot y Facundo Moyano, se reunió en sus oficinas porteñas de la avenida del Libertador con Pablo Moyano (camioneros), Omar Plaini (Caniliitas), Sergio Palazzo (bancarios) y Hugo Benítez (textiles), entre otros, además del cegetista Acuña.

Durante la reunión, que duró casi dos horas, Massa también expresó: “vivimos la contradicción que un laburante paga más impuestos de acuerdo a su trabajo, que alguien que tiene la plata afuera del país”, para luego señalar que “el salario no es ganancia, es remuneración, y esto es una definición que da la Corte Suprema, no es algo que se nos ocurre a nosotros”.

Los representantes de la Corriente Federal se refirieron a la figura de Massa y su “responsabilidad de escuchar como líder nacional”, y se distanciaron del Gobierno al entender que “Macri que no escucha a quienes pedimos una alternativa. Hay una alternativa al ajuste y los despidos, esa es la clave para el futuro”.

La reunión, que había sido solicitada solicitada por los gremialistas, terminó con un llamado de Massa al Gobierno: “Se tiene que bajar del pedestal de la soberbia y juntarse con los sindicatos, trabajadores y sectores sociales".