22/06/2018 Ante los rumores de venta

Por primera vez en 108 aos, Chanel muestra sus balances

En un giro radical a su política de puertas adentro, la casa Chanel, fundada en París por Gabrielle "Coco" Chanel como una pequeña boutique de sombreros en 1910, dio a conocer sus balances anuales y dejar en claro que no tiene porqué vender.




El anuncio se da mientras crece la competencia entre las marcas de lujo y en medio de persistentes rumores de que Chanel podría ser comprada por alguno de los grupos que aglutinan a las grandes marcas de alta gama.

En este contexto, la famosa casa de moda francesa admitió que hizo público sus libros para mostrar que tiene el tamaño y la disposición para defenderse de cualquier intento de compra.

Sinónimo de la alta moda francesa, Chanel, que desde hace años tiene como director creativo al polémico y octogenario Karl Lagerfeld, quien supo interpretar como nadie el estilo legendario de la fundadora, es una de las marcas más importantes en el negocio global del lujo.

Sin embargo, los balances de ventas globales de su perfume Chanel No.5, de sus colecciones de ropa y la de sus línea de accesorios, habían sido hasta ahora un secreto.

Los números muestran que Chanel se encuentra entre las marcas de lujo más grandes del mundo por ingresos, superando a rivales como Gucci y va cabeza a cabeza con Louis Vuitton, según se desprende de sus balances, publicados por el New York Times.

"Nos dimos cuenta de que era hora de poner los hechos sobre la mesa sobre quiénes somos: una compañía de 10 mil millones de euros con finanzas muy sólidas y tenemos todos los medios y municiones a nuestra disposición para seguir siendo independientes", le dijo al NYT Philippe Blondiaux, director financiero de Chanel.

"Reconocemos que a solemos ser objeto de mucha especulación y que las personas no tienen los hechos a mano, lo que lleva a que circule información falsa o engañosa", explicó.

Por eso, el ejecutivo reconoció que ya "era hora de que la fortaleza de los o balances hablara por sí misma".

"Nos dimos cuenta de que era hora de poner los hechos sobre la mesa sobre quiénes somos: una compañía de 10 mil millones de euros con finanzas muy sólidas y tenemos todos los medios y municiones a nuestra disposición para seguir siendo independientes"

  

Las cifras muestran que las ventas totales para el año calendario 2017 fueron de 9.620 millones de dólares, un 11% más respecto al año anterior en moneda constante.

Ese crecimiento fue impulsado principalmente por las ventas en la región de Asia y el Pacífico y en Europa, mientras que las ganancias operacionales llegaron a 2.690 mil millones de dólares.

A su vez, la inversión en las llamadas "actividades de soporte de la marca" -como gastos de marketing y publicidad, desfiles de moda y eventos internacionales- fue de 1.460 millones en 2017, cifra que significó un aumento anual del 15 por ciento.

Los números se comparan favorablemente con los de Louis Vuitton, propiedad de LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton, y Gucci, propiedad del grupo Kering.

Gucci anunció este mes que tuvo ventas por unos 6.200 millones de euros, en 2017, e informó que su objetivo a largo plazo es alcanzar los 10.000 millones en ventas.

Aunque LVMH no divide las ventas por marca, los analistas estiman que Louis Vuitton obtiene entre 8.000 millones y 10.000 millones de euros por ventas anuales.

Estas cifras dejan en claro la posición de liderazgo de Chanel en el mercado de global del lujo que cada vez se torna más competitivo.


"Estamos muy orgullosos de lo que somos en Chanel y de lo mucho que hemos logrado, manteniendo siempre una visión central y un patrimonio creativo", dijo Blondiaux.

Hace tiempo se cree que Bernard Arnault, el multimillonario francés que controla LVMH y que lanzó una prolongada e infructuosa oferta por el control de Hermès, codicia a Chanel, y la quiere sumar a su cartera de marcas, que incluye además de a Louis Vuitton, a Christian Dior y Fendi (donde Lagerfeld es también director creativo).

A su vez, Gabrielle, el nuevo perfume lanzado el año pasado, impulsó el crecimiento en el segmento de fragancias, mientras que la venta de joyas marcó un récord en 2017.

Aunque la compañía no dividió los ingresos entre los sectores y sus líneas de producto, sus colecciones de prêt-à-porter y cuero fueron los segmentos que más vendieron.

"No podemos estar más felices con el lugar que ocupamos como empresa y con la visión clara que tenemos de hacia dónde vamos", puntualizó Blondiaux.

etiquetas